LA ZURDA

Batet plantea los primeros ajustes para acortar la duración de los plenos

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, propondrá este martes a la Mesa y a la Junta de Portavoces de la Cámara los primeros cambios para evitar que las sesiones plenarias de los martes acaben más allá de las 21.00 horas.

Fuentes de la Presidencia del Congreso han precisado que el planteamiento de Batet, para la sesión de hoy, consistirá en llevar el debate de las dos últimas mociones del orden del día a la sesión de mañana, y la votación de ambas se incluirá en la agenda de la sesión del jueves.

Si la Mesa y la Junta de Portavoces, que son los órganos parlamentarios que cierran los órdenes del pleno de cada semana, aceptan la propuesta de Batet, la sesión de hoy podría acabar al menos una hora antes de lo que venía sucediendo.

Porque las dos sesiones celebradas hasta ahora, en la presente legislatura, han terminado pasadas las 21.00 horas.

La de este martes, a la vista del orden del día, corría el riesgo de ir más allá, toda vez que su agenda acoge la toma en consideración de la proposición de ley de estabilidad presupuestaria, el debate y votación de dos proposiciones no de ley, y además, el debate y votación de cuatro mociones.

En un hemiciclo con diez grupos parlamentarios las sesiones se estaban alargando y los plenos duraban, como poco, seis horas. De hecho, la propia Batet, cuando terminó la primera sesión plenaria de un martes, en esta legislatura, pidió a los grupos que reflexionaran sobre los tiempos de intervención.

Aquel día, 11 de febrero, no hubo mociones a debate. Fuentes parlamentarias han explicado que la presidenta lleva tiempo sopesando qué medidas poder tomar para que los tiempos de intervención sean más breves.

No tomará ninguna decisión hasta que encuentre el visto bueno de los grupos parlamentarios, puntualizan dichas fuentes acto seguido. EFE.