LA ZURDA

La CUP teme que la mesa de diálogo esconda la represión policial en Cataluña

MADRID, 26/2/2020.-El diputado de la CUP Albert Botran da un discurso durante la sesión de control al Gobierno que se celebra este miércoles en el Congreso. EFE/Mariscal MADRID, 26/2/2020.-El diputado de la CUP Albert Botran da un discurso durante la sesión de control al Gobierno que se celebra este miércoles en el Congreso. EFE/Mariscal

La CUP teme que la mesa de diálogo entre gobiernos esconda por debajo de una aparente normalización de la situación política la continuación de la "represión" que a su entender hay en Cataluña, donde las fuerzas policiales actúan como "verdaderas fuerzas de ocupación".

"Es el principal riesgo de la mesa de diálogo", ha advertido este miércoles el diputado de la CUP Albert Botran en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, donde ha pedido la retirada de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado de Cataluña bajo la consigna de "fuera las fuerzas de ocupación".

Botran ha interpelado al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre la "represión a la disidencia política en el Estado español", que ha sido negada en repetidas ocasiones por el titular de Interior.

"Prueba de que no hay represión es que partidos como el suyo que se opone al conjunto del sistema constitucional participa, como no podía ser de otra forma, con todos los derechos y con todas las garantías", ha resuelto Grande-Marlaska, para quien tampoco hay disidencia política, sino más bien "sanas discrepancias".

Ha recalcado que lo que hay en España es un reconocimiento de la necesidad de resolver en el marco del Estado de Derecho situaciones como las que se han dado en Cataluña desde el diálogo y el acuerdo entre diferentes "y no desde el inmovilismo, la inacción y los prejuicios" que, en su opinión, manifiesta la CUP.

"Hoy va a ser un buen ejemplo" de ello, ha destacado el ministro, con la constitución de la mesa de diálogo entre el Gobierno de Pedro Sánchez y la Generalitat de Cataluña.

El ministro ha defendido a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado frente a las afirmaciones de Botran sobre el "clima del miedo", "torturas", "vejaciones" y "violencia física y psicológica" por parte de la policía nacional y la guardia civil en Cataluña.

Ha incidido en que España es el país menos denunciado ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y con menos condenas y ha asegurado que tanto la policía nacional como la guardia civil continuarán en Cataluña, al igual que el resto de los españoles.

"Los que pensamos de una forma y pensamos de otra y solo queremos un espacio de libertad y seguridad para el conjunto de los catalanes", ha destacado. EFE.