ÚNETE

Borrás pide a Batet que estudie la actuación policial en las protestas de Jusapol

La portavoz del Grupo Plural en el Congreso, Laura Borràs, diputada de JxCat, ha pedido a la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, que recabe explicaciones de los servicios de seguridad sobre por qué no la protegieron ayer durante la manifestación de Jusapol y por qué se rompió el cordón policial.

En el escrito, distribuido este miércoles a los medios de comunicación, Borràs cuenta los hechos ocurridos ayer cuando abandonó el Congreso y se dispuso a coger un taxi.

Según su versión, su jefa de prensa y ella fueron "perseguidas" a lo largo de la calle Cedaceros por los manifestantes (agentes de policía y de la Guardia Civil en defensa de la equiparación salarial), que además mostraban la cara tapada con máscaras y portaban bengalas.

Acababan de romper el perímetro de seguridad que dispuso la Policía Nacional. La diputada de la formación independentista critica "la pasividad" de los agentes encargados de controlar la manifestación, durante la que se vivieron secuencias de tensión.

La responsable de prensa de JxCat en el Congreso y Borràs entraron en el número 40 de Carrera de San Jerónimo y una vez allí "solicitaron protección a los servicios de seguridad de la Cámara" para desplazarse por los alrededores.

De acuerdo con el escrito, en ese momento "los manifestantes campaban libremente" por la zona. La petición de protección fue denegada, apunta Borràs en el escrito, porque había "falta de efectivos a causa de la manifestación".

La diputada lamenta que le comunicaran estas palabras: "¿Para qué necesitan protección si son policías?". Entonces, siempre conforme la versión de Borràs que muestra el escrito dirigido a Batet, el personal del grupo parlamentario insistió en la petición, ya que a la portavoz y a su jefa de prensa esperaba un taxi en la calle Cedaceros.

"Nuevamente un 'no' por respuesta", añade. Debido a la situación, cruzaron Carrera de San Jerónimo por el túnel subterráneo del Congreso y abandonaron la Cámara por esa salida de Cedaceros, pero aun y así continuaron los insultos.

Borràs afirma que "un grupo de manifestantes expresaban" en ese momento "gratitud a los policías uniformados del Congreso por haber permitido deshacer el cordón policial". Fuentes del entorno de Borràs han explicado a Efe que ya en el taxi la diputada telefoneó a Batet para narrarle los hechos y denunciarlos.

No obtuvo respuesta, apuntan las fuentes, Pero este miércoles ha escrito a la presidenta para instarle a recabar explicaciones de los servicios de seguridad interior del Congreso sobre por qué recibió una negativa a su solicitud de protección.

También que las recabe de los servicios de seguridad exterior acerca de las razones que llevaron a permitir que se rompiera el cordón de seguridad. Y exige a Batet que garantice la protección de los diputados y sus asistentes, y "más cuando haya una potencial amenaza" o se pida expresamente. EFE.