Quantcast
ÚNETE

Profesionales eróticas insisten: "No hay control, se sigue trabajando"

Trabajadoras eróticas han insistido en que en su sector y otros como el de la prostitución, hay muchas aún que no cumplen las medidas de aislamiento dictadas por el Gobierno para evitar la propagación del COVID-19, y aseguran que "no hay control", por lo que "se sigue trabajando" en locales y pisos.

Isabel Ruiz, masajista erótica que comparte gabinete junto a otras ocho compañeras en Almería, relata por teléfono a Efe cómo en Almería ya hay al menos "seis mujeres, una de ellas muy tocada que ha estado trabajando hasta el último día, que han dado positivo" en las pruebas del coronavirus, sin que se haya controlado si ejercían.

"Te paso un número, llamas y te dan cita. Si dices que quieres que te den un masaje, te van a atender, pasa ahora, en estos momentos. Y si tocas la prostitución, te quedas loco. Que cada una haga lo que quiera, pero lo que es imposible es que haya 500.000 profesionales publicitándose en páginas de toda España", afirma.

Ruiz señala que hace un par de días leyó una información sobre una redada en un club de alterne en el centro de la ciudad de Almería, en el que fue detenida una mujer. "¿De qué sirve cerrar un piso cuando hay 400 más? Este 'toque de queda', entre comillas, no se está cumpliendo ni se está haciendo nada, la cifra es desorbitada", asevera.

Apunta que tras unas declaraciones anteriores suyas, en las que llamaba a la "concienciación", tanto de sus compañeras como de sus clientes, "habrán cerrado doce gabinetes, pero el resto sigue 24 horas, los siete días de la semana".

"En una página web, se puede comprobar cómo cada anuncio pone en la parte superior 'auto-renovado' en letras rojas. Eso cuesta dinero, no se paga un anuncio si no se está trabajando", apostilla.

"Las personas que nos dedicamos a esto, conocemos el resto de negocios. Si hacen una intervención en uno de los pisos que tienen 20 mujeres, te pueden decir que en ese momento no están trabajando, pero tienen 20 anuncios publicados, uno por cada una de ellas", sostiene.

En este sentido, defiende que no se hace "nada porque no se quiere, las fuerzas policiales saben perfectamente dónde están los pisos". Aclara que no culpa a dichos cuerpos, sino a aquellos que les dan las "órdenes". "Te das cuenta de que les importa un pito a mucha gente, el Gobierno no ha hecho nada por nosotras, que eso da igual, pero tampoco por frenar a 500.000 profesionales eróticas", insiste.

Por ello, reclama que el Gobierno actúe para que el coronavirus "no se siga extendiendo. "No somos 13 o 14 y la mayoría no han parado de trabajar", dice Ruiz, quien también lamenta que haya quien "te diga que como su casa está limpia, no pasa nada". "Nosotras deberíamos ser las primeras en decir: Señores, no", subraya.

Sin embargo, asegura, hay quien ha visto la ocasión de "hacer el agosto cuando nos hemos retirado los centros con mejor reputación". "Son miles y miles de contagios posibles, cuya procedencia no se sabe porque muchas no van a decir a qué se dedican y los clientes tampoco van a decir dónde han estado, aunque lo sepan", recalca.

Por otro lado, Ruiz revela que en Almería han creado una "cadena de favores para atender a las chicas que no trabajan y no tienen ingresos, con una pequeña ruta, un día a la semana, para hacer un reparto mínimo de leche, arroz, etc., porque han decidido quedarse en casa". "Pero si el resto no para, esto no va a acabar nunca", ha concluido. EFE.