ÚNETE

Jardines de infancia catalanes denuncian el "abandono" de la administración

La Asociación Catalana de Jardines de Infancia ha denunciado este jueves el "abandono" de las administraciones ante la crisis del coronavirus, que ha obligado a la mayoría de los 529 centros privados para niños de hasta 3 años en Cataluña a tramitar un ERTE, según en un comunicado.

Estos jardines de infancia, que dan trabajo a unos 6.000 profesionales y acogen a más de 30.000 niños, temen no poder seguir ofreciendo sus servicios una vez acabe la situación de emergencia por la actual falta de ingresos.

"Nos han tratado como si no existiéramos y nos han demostrado que no tienen ninguna consideración, ya no sólo por los centros, sino tampoco por las familias ni los niños", ha expresado en el comunicado la portavoz de la entidad, Mireia Català.

Ante este contexto de "extrema gravedad", Català ha exigido a los gobiernos catalán y español que se apliquen "medidas urgentes de apoyo a los jardines de infancia para evitar que la situación, que ahora es grave, se convierta en irrecuperable".

En concreto, la asociación reclama que el Govern ingrese a los centros las subvenciones otorgadas para el curso 2018-2019, pendientes de pago y que ascienden a cerca de 3.000.000 euros, según la entidad.

Aun así, el comunicado indica que solamente un 40 % de los jardines de infancia pueden acogerse a estas ayudas, por lo cual se consideran necesarias "más medidas que hagan viable la continuidad de los centros privados".

"Necesitamos que se estudie la condonación temporal de algunas obligaciones tributarias y que, cuando se normalice la situación, podamos recuperar a nuestros profesionales, muchos de ellos afectados por ERTE, a través de ayudas y bonificaciones a la contratación", ha señalado la portavoz de la entidad. EFE.