ÚNETE

El TSJC ordena a Interior que haga el test del coronavirus a todos los mossos

Tres miembros de los Mossos d'Esquadra en el barrio de Sant Antoni, este sábado. EFE/Alberto Estévez Tres miembros de los Mossos d'Esquadra en el barrio de Sant Antoni, este sábado. EFE/Alberto Estévez

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ordenado a la consellería de Interior que de forma "urgente e inmediata" proceda a realizar el test del coronavirus a todos los miembros de los Mossos d'Esquadra para aislar los focos de contagio y evitar su propagación.

En un auto, la sala social del TSJC estima las medidas cautelarísimas solicitadas por la trisindical de los Mossos d'Esquadra, que agrupa a SPC, CATME y SME, y ordena también, como ya hizo la semana pasada con otra demanda de la USPAC, que provea a todas las unidades del cuerpo de mascarillas, gafas y guantes de protección, material para la desinfección de los equipos y que sanee las comisarías y vehículos de trabajo.

El alto tribunal catalán reconoce la existencia de un "riesgo grave, en ocasiones mortal y siempre inminente" para los integrantes de los Mossos d'Esquadra, por lo que, combinado con la falta de material y técnicas de protección, ve necesario adoptar de forma "urgente" las medidas cautelares solicitadas de acuerdo a la "condición de servicio público" que efectúan los agentes y al "riesgo de contagio" que asumen.

La sala ha instado así a la Generalitat a realizar la prueba diagnóstica del COVID-19 a todos los miembros de los Mossos d'Esquadra, en especial a los que estén en cuarentena por haber mostrado síntomas de coronavirus o haber estado en contacto con algún contagiado.

También obliga al Departamento de Interior a proveer de mascarillas del tipo FPP2 y FPP3 a todos los efectivos del cuerpo, así como gafas y guantes desechables y contenedores de residuos infecciosos al mismo tiempo que ha ordenado que se desinfecten diariamente todos y cada uno de los centros y vehículos de trabajo.

El tribunal no da un plazo concreto para aplicar estas medidas, pero advierte al Departamento de Interior que la respuesta que dé a este requerimiento judicial será valorada para analizar si "la falta o insuficiencia de dicha respuesta", en su caso, supone "la exigencia de otro tipo de responsabilidades de distinta índole".

No obstante, señala que concurren las condiciones de "especial urgencia" dado que los miembros de la policía "están expuestos a diario" al virus, "no solo por su condición de servicios esenciales con deber de asistir a sus puestos de trabajo, sino, en muchos casos, y de añadido, por las concretas funciones de seguridad y orden público derivadas del Estado de Alarma decretado por el Gobierno".

Recuerda además que no le compete analizar "la ausencia de EPIS, por las razones que sean", pero sostiene que la falta de este material a disposición de los funcionarios de la policía "supone la indiciaria infracción de un deber normativamente establecido por las autoridades competentes" dado que representa "un riesgo actual, no futuro ni incierto" para los trabajadores.

Por todo ello y en base a la documentación aportada por los sindicatos, el alto tribunal catalán deduce "de una manera verosímil y razonable" que el riesgo al que se someten los mossos por trabajar en plena emergencia sanitaria, sumado a la falta de material y técnicas de protección, "fundamenta el reconocimiento de la situación de urgencia".

"Esta sala no puede obviar la existencia de un riesgo grave e inminente para la integridad física y/o vida -para los integrantes del cuerpo de mossos-, caso de no adoptarse las medidas solicitadas", recalca el auto, que subraya que este riesgo puede llegar incluso a ser "mortal".

Y es que, como resalta, un agente del cuerpo ya ha fallecido por coronavirus, mientras al menos 1.402 de Mossos d'Esquadra están en cuarentena y otros 66 agentes habrían dado positivo en la pandemia "en las escasas pruebas de detección del virus en cuestión que se habrían practicado", unos datos que considera "impactantes".

La sala se remite también a la ley que regula a la policía catalana y según la cual los Mossos d'Esquadra debe disponer "de los medios y las instalaciones apropiados para el cumplimiento de sus funciones y para la atención adecuada de la ciudadanía" y atribuye a la consellería de Interior la obligación de "adoptar las medidas necesarias para la prevención de enfermedades infecciosas". EFE.