Quantcast
ÚNETE

Salvador Illa defiende lo que se hizo el 8-M: "No había evidencia para prohibirlo"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su comparecencia en la Comisión correspondiente del Congreso en una semana marcada por la polémica debido a la disparidad de datos con algunas comunidades autónomas. EFE/Fernando Villar El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su comparecencia en la Comisión correspondiente del Congreso en una semana marcada por la polémica debido a la disparidad de datos con algunas comunidades autónomas. EFE/Fernando Villar

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha defendido lo que se hizo el día 8 de marzo, porque en aquel momento "no había la evidencia científica", "al menos yo no la tenía -ha dicho- para decir que había que prohibir eso".

"Con el 8 de marzo, yo creo que vamos un paso más allá ¿no? Porque miremos el conjunto de actos que se celebraron en Madrid, incluso después del 8 de marzo, que hubo un concierto el día 11. Entonces, vamos a ver, ¿eh?", ha dicho el ministro al ser apelado por el diputado de Vox Juan Luis Steegmann, sobre la autorización para la manifestación del Día de la Mujer.

Steegmann ha arremetido una vez más contra el Gobierno por haber autorizado esa manifestación cuando ahora, ha dicho, prohíbe reuniones "de 30 personas". En este sentido, ha criticado que ayer el presidente, Pedro Sánchez, aplaudiera este evento con la exclamación "Viva el 8M" porque, si lo hizo en alusión al de este año, ha añadido, demostró tener "un grave problema de empatía".

"Lo mínimo que tienen que hacer ustedes es esforzarse por conocer el nombre de esos 16.000 fallecidos en exceso", le ha recriminado el diputado de Vox sobre los datos de fallecidos en la pandemia aportados por las funerarias.

Ante esta actitud, Illa ha querido mostrar el apoyo a todos los responsables sanitarios que tomaron decisiones en esas fechas, porque es, según ha dicho, el papel que le corresponde, el de respaldar todas las decisiones que tomaron en esos días.

El titular de Sanidad ha subrayado que el 8 de marzo no se celebró solo en Madrid, y en España, sino en todo el mundo, y esos días en la capital se celebraron otro tipo de eventos.

Por ello, a su juicio, puede haber personas que piensen que al referirse Vox o el PP solo a un evento con una orientación determinada se pregunten por qué se refieren a este evento y no a unas oposiciones que hubo en Madrid ese día o a un partido de fútbol.

"Eso se celebró -ha argumentado- porque no había la evidencia científica, al menos yo no la tenía, para decir que había que prohibir eso. Cuando la hubo fue inmediatamente después. Si no la había no las tomamos", ha concluido. EFE.