Quantcast
ÚNETE

Collboni ve poco probable el confinamiento y le inquieta la gestión de Salud

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni,ha dicho este miércoles que ve poco probable otro confinamiento generalizado por el coronavirus y que le inquieta la gestión que está haciendo el departamento de Salud del brote del Segrià.

"El virus está entre nosotros. No estamos en una etapa pos-COVID, estamos en la etapa COVID, pero cualitativamente diferente a hace dos meses porque conocemos el virus y está controlado.Parece poco probable otro confinamiento generalizado ahora, aunque rebrotes está habiendo y va a haber", ha sostenido Collboni en un coloquio en línea organizado por Executive Forum.

Lo que sí que ha criticado es la gestión que está haciendo en estos momentos el departamento de Salud de la Generalitat.

"A día de hoy me preocupa mucho y no entiendo que la Generalitat esté diciendo que no tiene recursos sanitarios para gestionar el rebrote del Segrià.

Me sorprende que pidan voluntarios a estas alturas de la crisis para cubrir una contingencia como la que tenemos", ha señalado el socialista.

Otro motivo de "inquietud" para el primer teniente de alcalde de Barcelona es que no se haya nombrado al nuevo secretario general de Salut Pública desde la dimisión del anterior, hace dos meses.

Para Collboni, los cambios de hábitos por la pandemia que "se mantendrán meses y años" y que afectan a la economía obligan a "encontrar un punto medio entre prudencia y alarmismo", tanto personalmente como a las administraciones.

Aún así, ha insistido en que a pesar de la pandemia Barcelona está consolidada como un centro de atracción de inversiones, en especial de empresas tecnológicas, "el único sector que en Barcelona crea empleo neto", ha asegurado.

También ha revelado que las previsiones de ocupación turística para este verano han mejorado en las dos últimas semanas y ya se sitúan "en torno al 30 %".

Jaume Collboni ha reiterado la apuesta por el turismo y los cruceros y ha asegurado que con esta crisis "se ha pasado página de la 'turismofobia', pero también se han aprendido lecciones" para replantear el modelo turístico.

"Esta crisis va a servir a aquellos que practicaban la 'turismofobia' para comprobar qué quiere decir ciudad sin turismo desde el punto de vista económico.

Es un drama", ha señalado el teniente de alcalde socialista, que ha abogado por el turismo de calidad y por que Barcelona sea base crucerista.EFE.