Quantcast
ÚNETE

Mascarilla, gel y papeleta desde casa, medidas para evitar contagios el 12J

La pandemia de covid-19 obligará a adoptar una serie de medidas para evitar contagios en la jornada electoral, algunas obligatorias como lavarse las manos con gel en los colegios electorales y portar mascarilla en su interior, y otras no preceptivas pero recomendables como llevar preparadas desde casa la papeleta y la documentación.

Este año habrá más colegios y mesas para facilitar la distancia de seguridad entre personas y se colocarán marcas en el suelo para definir el tránsito de los electores, a los que se emplaza a votar en las horas de menor afluencia.

La Ertzaintza y las policías locales controlarán los accesos a los colegios y en el caso de aquellos que alberguen diez o más mesas habrá seguridad privada para evitar aglomeraciones y facilitar la entrada y salida de personas.

Habrá dispensadores de geles hidroalcólicos para que los ciudadanos pueden desinfectarse las manos antes de depositar su voto, que el Departamento de Seguridad recomienda llevar preparado desde casa para agilizar el proceso y permanecer menos tiempo dentro del colegio.

En caso de que su identificación no sea posible los miembros de la mesa podrán pedir al votante que se retire la mascarilla.

Esta identificación se hará como siempre con los documentos establecidos, que en esta ocasión no deberán ser tocados por los miembros de la mesa para evitar una posible propagación del coronavirus por el contacto con la documentación de muchas personas.

Estos ciudadanos elegidos por sorteo para integrar las mesas contarán en cada una de ellas con un "kit sanitario" con gel hidroalcohólico, mascarillas quirúrgicas para usar durante la jornada y mascarillas FFP2 y guantes de nitrilo para su uso exclusivo en el recuento.

Habrá además bolsas herméticas para deshacerse de estos materiales. Los integrantes de las meses contarán además con un manual de instrucciones sanitarias que se añade a la información habitual de otras citas electorales.

Las medidas preventivas ante la covid van a suponer que estas elecciones cuesten un 10 % más que en 2016 -unos 600.0000 euros más- y supondrán además una demora del escrutinio que rondará la media hora dado que el recuento se hará con guantes. EFE.