Quantcast
ÚNETE

Comunes: "La unidad de las izquierdas es la única palanca de cambio disponible"

La coordinadora general de Catalunya en Comú, Jéssica Albiach, ha animado este sábado a "las izquierdas catalanistas" a poner por delante lo que las une y dejar de lado lo que las separa, pues ha defendido que "la unidad de las izquierdas es la única palanca de cambio disponible" para Cataluña.

Albiach, que ha intervenido en el consejo nacional de la formación dedicado a la crisis de la COVID-19, celebrado de forma telemática, ha llamado a la unidad de estas "izquierdas catalanistas", sin citar a ningún partido en concreto, porque esta "es la única fórmula que puede permitir hacer algo distinto y que Cataluña avance".

Debe dejarse atrás al Govern "fracturado" presidido por Quim Torra, "sin hoja de ruta" más allá de "la vía Torra-Puigdemont", y buscar "un programa compartido" que sirva de alternativa.

Así, ha llamado en primer lugar a "reordenar las prioridades del país" frente a lo que propone, por ejemplo, la "asamblea de nostálgicos" de la patronal CEOE, que, ha dicho, "no quieren ninguna nueva normalidad sino volver a una antigua normalidad que ya les iba bien".

Hay que "rehacer el contrato social" sin atender solo a indicadores económicos como el PIB, el techo de déficit o la deuda, a los que ha dicho que tampoco hay que descuidar. El futuro gobierno de izquierdas que imagina la dirigente de los comunes deberá estar "cohesionado" y trabajar con "lealtad entre socios".

El "camino" puede marcarlo la segunda vuelta de las elecciones celebradas recientemente en Francia: justicia climática, lucha contra las desigualdades, un nuevo modelo productivo y blindar y democratizar los bienes públicos.

Pero también abogar por la libertad de los políticos independentistas presos, trabajar por un acuerdo entre Cataluña y España que luego refrenden los catalanes, reforzar el autogobierno y blindar el catalán.

Albiach, asimismo, ha criticado la gestión de la crisis que está llevando a cabo el Govern, al que los brotes de COVID-19 le han cogido "con el pie cambiado" y sin haber preparado lo suficientemente "bien" las redes de vigilancia ni rastreo. EFE.