Quantcast
ÚNETE

Vox obtiene un escaño a costa del PP que cae pese a su coalición con Cs

VITORIA, 12/07/2020.-La parlamentaria electa de Vox por Álava, Amaya Martínez, y la diputada Macarena Olona (detrás), celebran este domingo la entrada del partido en el Parlamento Vasco en un acto en Vitoria. EFE/ David Aguilar VITORIA, 12/07/2020.-La parlamentaria electa de Vox por Álava, Amaya Martínez, y la diputada Macarena Olona (detrás), celebran este domingo la entrada del partido en el Parlamento Vasco en un acto en Vitoria. EFE/ David Aguilar

Vox ha conseguido entrar en el Parlamento Vasco con un único escaño por Álava obtenido a costa del PP, que no se ha beneficiado de su alianza electoral con Ciudadanos y, por contra, ha perdido cuatro escaños y miles de votos con respecto a las elecciones autonómicas de 2016.

La suma del PP y Ciudadanos consiguió hace cuatro años un 12,18 por ciento de los votos en el conjunto del País Vasco. Cuatro años después y con una candidatura unitaria se han quedado en el 8,68 por ciento, tres puntos y medio menos.

Una parte de esa caída puede explicarse por la irrupción de Vox, que obtiene casi un 2 por ciento de los sufragios, aunque la coalición PP+Cs ha perdido otro punto y medio adicional con respecto a los resultados que obtuvieron los 'populares' en solitario hace cuatro años.

Por circunscripciones, Vox ha obtenido un parlamentario por Álava con apenas 4.600 votos y un 3,8 por ciento de los sufragios en esta provincia, pero solo un 1,96 en Euskadi.

Se trata de uno de los efectos del sistema electoral vasco que reparte 25 escaños en cada una de las provincias, con independencia de su población, lo que sobrerrepresenta en el Parlamento Vasco a los partidos con más presencia en Álava.

La caída del PP en Álava es especialmente acusada, ya que de un 21,75 por ciento que sumaba con Cs en 2016, ha pasado a un 11,45 por ciento con su coalición.

Ni siquiera la entrada de Vox explica ese descenso de diez puntos. Situación similar ha ocurrido en Guipúzcoa, donde la coalición del PP y Cs se han quedado en un exiguo 4,62 por ciento y un escaño, lejos del 8,9 por ciento de 2016.

Aunque a ese 4,6 por ciento se le sumara el 1,3 por ciento que ha obtenido Vox en Guipúzcoa, quedaría lejos de ese 8,9 por ciento de los comicios pasados.

Después de Álava, Vizcaya es la circunscripción en la que PP y Cs han tenido un mejor resultado, aunque lejos también del que obtuvieron por separado en las elecciones de 2016, en las que prácticamente doblaron el porcentaje. De un 11,62 por ciento de hace cuatro años, han pasado a un 6,81 por ciento en 2020.

El resultado de Vox en Vizcaya, por debajo del 2 por ciento tampoco explica totalmente esa caída en votos y en escaños. EFE.