Quantcast
ÚNETE

El tejido empresarial de Lleida tilda de "improvisación" la actuación del Govern

El tejido empresarial de Lleida ha lamentado este lunes la "improvisación" del Govern por el endurecimiento de las medidas de confinamiento de ocho municipios del Segrià y ha asegurado que los empresarios de la zona están "desesperados".

Según ha explicado a Efe el presidente de la Federación de Hostelería de Lleida, Josep Castellarnau, "me parece un desbarajuste todo lo que está pasando; ya no sabemos cómo actuar ni qué hacer".

"No somos marionetas, todos tenemos familia y unas responsabilidades y si se tenía que volver a confinar, antes se tendrían que tomar medidas económicas para poder aguantar el sector de la restauración", ha considerado.

De hecho, Castellarnau ha dicho que desconoce si los empresarios tendrán que acogerse ahora a un nuevo ERTE para sus trabajadores ya que "tenemos que saber con qué dinero cuentan nuestras familias".

Además, ha denunciado que el anuncio tan repentino de un nuevo cierre al público de los locales ha cogido a muchos empresarios con mucho género comprado que, "si no se consume en pocos días, se echará a perder.

Y eso, ¿quién nos lo paga?", se ha preguntado. "Tendríamos que haber actuado hace tres meses, y no hoy", ha considerado Castellarnau.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Lleida, Jaume Saltó, ha explicado a Efe que es "desesperante" el no saber qué hacer.

Saltó ha señalado que la "incertidumbre en el mundo empresarial es lo peor, porque no puedes controlar la situación y eso provoca mucho miedo".

Tanto miedo que algunos de sus asociados ya le han comunicado que "han perdido la ilusión" y que, directamente, apuestan por no volver a subir la persiana de sus negocios.

Asimismo, desde la Cámara de Comercio de Lleida han asegurado que muchos empresarios habían "tirado de sus ahorros" para poder habilitar sus negocios a las nuevas medidas sanitarias y que, por ello, la sorpresa y decepción ha sido mayúscula.

"No entiendo cómo se puede improvisar tanto en cosas tan críticas como la economía de un país", ha destacado Saltó, antes de añadir que "una mala decisión a los políticos no les provocada nada, pero a los empresarios sí". EFE.