Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Colas en Barcelona en el primer día de PCR masivos en el barrio de Torre Baró

Vecinos del barrio barcelonés de Torre Baró, acudieron desde primera hora de la mañana al Casal del barrio para someterse a las pruebas PCR promovidas por el Departamento de Salud de la Generalitat, dentro de la nueva estrategia de cribados masivos para detectar casos positivos de COVID-19 entre la población e intentar frenar los contagios. EFE/Andreu Dalmau Vecinos del barrio barcelonés de Torre Baró, acudieron desde primera hora de la mañana al Casal del barrio para someterse a las pruebas PCR promovidas por el Departamento de Salud de la Generalitat, dentro de la nueva estrategia de cribados masivos para detectar casos positivos de COVID-19 entre la población e intentar frenar los contagios. EFE/Andreu Dalmau

El primer día de pruebas PCR masivas que se lleva a cabo en Barcelona ha arrancado con colas a primera hora de la mañana en Torre Baró, el primer barrio en el que se practican cribados de coronavirus con el objetivo de detectar casos asintomáticos, alertar a sus contactos y contener posibles rebrotes.

La iniciativa, desplegada por el Departamento de Salud y el Ayuntamiento de Barcelona, pretende llegar al menos a 800 personas, un tercio de la población que reside en el barrio, donde la tasa de contagios supera los 500 casos por cada 100.000 habitantes, muy por encima de la media barcelonesa de 174.

Para ello, a lo largo de este fin de semana, entre las 9 de la mañana y las 19 horas, los vecinos que lo deseen de forma voluntaria podrán hacerse la prueba PCR sin límite de edad en el casal del barrio presentando su identificación.

Así lo han explicado a los medios el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, y la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Justicia Global, Feminismos y LGTBI de Barcelona, Laura Pérez, quienes han animado a acudir a "las personas que no se sienten enfermas" y han hecho una "valoración positiva" tras las primeras horas en funcionamiento.

"Es realmente un éxito la afluencia de gente", ha destacado Argimon, quien ha alertado de la importancia de detectar los casos asintomáticos de COVID-19 porque son los que tienen "más capacidad para transmitir" la enfermedad.

Y aunque no existe límite de edad para realizarse la prueba, ha recordado que actualmente la media de la mayoría de nuevos contagios se sitúa alrededor de los 37 años, una cifra "muy diferente a la primera ola de la pandemia".

Argimon ha apuntado también que cuando se conozcan los datos de las pruebas PCR masivas, que se extenderán la próxima semana al barrio del Besòs, la tasa de infección aumentará, a pesar de que la ciudad continúa con un "panorama de estabilidad" y de instar a la población a seguir las medidas sanitarias para que "poco a poco la curva de contagios se vaya doblegando y descendiendo". EFE.