Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Arranca la huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes por un plan de rescate a la escuela pública

El miércoles 16 de septiembre comenzó la huelga general de tres días convocada por el Sindicato de Estudiantes en defensa del derecho a una educación pública, de calidad y presencial, y por unas aulas seguras ante un inicio de curso que es considerado como caótico.

Según el Sindicato la huelga ha arrancado con un importante seguimiento en las Comunidades Autónomas donde ya se habrían iniciado las clases: decenas de miles de estudiantes se están sumando al paro y han organizado cientos de acciones de protesta, denunciando la improvisación, y la falta de recursos económicos y docentes con los que el Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas han decidido abrir el curso escolar.

Según el Sindicato los hechos que se conocen darían la razón a los planteamientos que había expuesto y que habrían motivado la convocatoria de esta huelga. Habiendo superado la barrera de los 600.000 contagios y las 40.000 víctimas mortales desde que comenzó la pandemia, con las más de 400 incidencias por Covid-19 registradas en centros escolares a pocos días de iniciarse las clases, ante las denuncias de sindicatos de profesores, de pedagogos y pediatras sobre la situación de vulnerabilidad de las aulas las administraciones educativas siguen mirando hacia otro lado, negándose a tomar las medidas necesarias para evitar otro curso de pesadilla.

Para el Sindicato es inaceptable que el Ministerio siga jactándose de su propia pasividad, y tolerando la situación de acoso y derribo por la que atraviesa la educación pública en un contexto de máxima emergencia sanitaria. Es increíble que siga pasando la pelota a las Comunidades autónomas, muchas de ellas gobernadas por el PP, y no adopte medidas inmediatas para garantizar un curso que cumpla requisitos de calidad y seguridad El Sindicato de Estudiantes exige la bajada de las ratios a 15 alumnos por aula, la contratación de 165.000 profesores para todos los tramos educativos —garantizando así una presencialidad segura—, de miles de trabajadores sanitarios, de la limpieza, de comedores, porque afirma que se tiene que notar que este Gobierno es diferente al del PP, acabando con la situación de abandono de la enseñanza pública, cortando el flujo de dinero público que se entrega a la patronal de la escuela concertada y privada.

El Sindicato exige a Pablo Iglesias y a los ministros de UP que no acepten esta situación, y que se atienda a las peticiones de la comunidad educativa, apelando a una obligación política y moral con las familias trabajadoras y la juventud. No se puede esperar más porque los datos de progreso de los contagios y de la pandemia amenazan el derecho a la eduación. El Estado español vuelve a ser el país de Europa con más contagiados-

Las próximas semanas no van a mejorar la situación. Todo lo contrario.

Desde el Sindicato de Estudiantes se llama a participar masivamente en estos tres días de huelga para protestar enérgicamente contra este caos que no es inevitable, que puede ser combatido con medidas drásticas que el Gobierno tiene la obligación de tomar. También se es muy consciente de las dificultades que pesan sobre los estudiantes para moverse y participar en las concentraciones ante el miedo comprensible al contagio, cuando los rebrotes se descontrolan, y se suceden las noticias de confinamientos por zonas y barrios. Por este motivo se ha decidido suspender las concentraciones que se habían convocado para el jueves 17 de septiembre, manteniendo la huelga y todo tipo de protestas en los centros de estudio como caceroladas o plantes en los patios que se puedan organizar en condiciones de seguridad y distancia. También se anima a participar en las concentraciones unitarias convocadas en la comunidad andaluza para el viernes 18 junto a nuestros profesores, padres y madres.