Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

Más de 315.000 riojanos afrontan 15 días de cierre perimetral de la comunidad


La presidenta del gobierno de La rioja Concha Andreu. La presidenta del gobierno de La rioja Concha Andreu.

Más de 315.000 riojanos afrontan desde este viernes quince días de cierre perimetral de la comunidad, que se extenderá hasta el 7 de noviembre, periodo en el que el cierre de los establecimientos será a las 21.00 horas, salvo farmacias, supermercados y actividades de primera necesidad, entre otros.

La Rioja, con una incidencia acumulada a 14 días de 601 casos por 100.000 habitantes, se convierte, tras Navarra, en la segunda comunidad con un confinamiento perimetral de toda la región, que, en el caso riojano, permite los desplazamientos interterritoriales, aunque el Gobierno autonómico recomienda que los ciudadanos no salgan de sus municipios.

Unos 800 guardias civiles y unos 300 policías nacionales vigilan desde las 00:00 horas de ese viernes el cumplimiento de estas medidas a través de controles aleatorios, situados en diferentes puntos de acceso a La Rioja desde las comunidades limítrofes de Navarra, País Vasco y Castilla y León.

La Rioja, desde el pasado 17 de septiembre, tiene en vigor diferentes medidas para contener la expansión de la covid-19, que ahora se refuerzan con otras, como la restricción de la libre entrada y salida de personas de la comunidad, salvo en los desplazamientos adecuadamente justificados.

Entre esas excepciones figuran la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; el cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales o legales; y la asistencia a centros universitarios, docentes y educativos.

El retorno al lugar de residencia habitual; la asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o especialmente vulnerables; y el desplazamiento a entidades financieras y de seguros que no puedan aplazarse también figuran entre esas justificaciones.

Además, la circulación por carretera y viales que atraviesen La Rioja estará permitida siempre y cuando tenga origen y destino fuera del territorio riojano.

Otra de las medidas más destacadas que entran en vigor este viernes es la del cierre de los establecimientos, sobre todo de hostelería y comercio que no sean de primera necesidad, a las 21:00 horas, salvo algunas excepciones, como, por ejemplo, farmacias, supermercados y servicios de comida a domicilio.

Una medida que la Asociación Hostelería Riojana entiende que supondrá aún una "mayor ruina" para el sector, al que también afectan restricciones de aforos, como un máximo del 50 % en el interior y del 60 % en el exterior, sin que se permita el consumo en la barra.

"Las medidas limitativas en vigor hasta ahora no están dando los resultados esperados y esta circunstancia nos obliga a dar otro paso más", aseguró la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, el pasado día 21 al anunciar el cierre perimiteral, dado que "tenemos que ser contundentes y actuar en toda la región".

Ha reiterado en numerosas ocasiones la importancia de detectar el máximo número de casos positivos posibles para "sacarlos de la circulación evitando más contagios".

Prueba de ello es que, desde el pasado día 16 y hasta este viernes, se desarrolla en Logroño un cribado dirigido de test de antígenos, que ya se ha realizado a más de 9.800 ciudadanos de las zonas de salud con más contagios de la capital riojana.