PSOE-A pide a PP y Cs que condenen las palabras de Serrano (Vox) sobre La Manada

La secretaria de Políticas Migratorias y Andaluces en el Exterior del PSOE-A, Beatriz Rubiño, ha exigido este domingo al PP y a Ciudadanos que condenen las declaraciones del líder de Vox en Andalucía, Francisco Serrano, sobre la sentencia de La Manada.

"Es grave que Serrano use las redes sociales y la sentencia de La Manada para vomitar sus insultos contra las mujeres, contra el movimiento feminista, contra todo y contra todos, y que incluso haga apología de la prostitución", ha afirmado Rubiño en un comunicado.

La portavoz socialista ha añadido que es "más grave que Serrano y su partido político de extrema derecha sean el sostén del gobierno de Andalucía".

"Exigimos a Moreno que condene como presidente de la Junta las repugnantes afirmaciones de Serrano, verdaderos agravios contra las mujeres", ha subrayado Rubiño.

Además, Juan Marín, "como vicepresidente, y Ciudadanos, como competente en materia de igualdad en la comunidad, también tienen que reprobar la repugnante exhibición de odio hacia las mujeres de Serrano", ha agregado.

Ha advertido de que, si no lo hacen, "es que comparten su machismo y misoginia", y si no condenan a Serrano "son sus cómplices en su cruzada contra las mujeres", y por ello "lo que tienen que hacer Moreno y Marín, PP y Ciudadanos, es romper con la extrema derecha".

Rubiño ha pedido a Moreno, además, que "llame al orden" al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, por sus declaraciones sobre el aborto.

"Moreno tiene que ser responsable, tomar cartas en el asunto y reconsiderar si personas como Aguirre tienen que estar al frente de la sanidad pública andaluza, pensando como piensa de las mujeres y de sus derechos", ha afirmado la secretaria del PSOE-A.

Ha añadido que "nadie se cree las disculpas de Aguirre y hay colectivos feministas que están reclamando, con toda la lógica del mundo, el cese del consejero".

Para Rubiño, "es evidente que el problema de Aguirre no es su incontinencia verbal, sino su pensamiento político compartido con la extrema derecha y que admite limitar los derechos de las mujeres, aunque estén reconocidos por ley y aunque, como consejero, lo que le toca es defenderlos".

"Andalucía no merece tener un gobierno que cada día es la vergüenza nacional por estar en contra de las mujeres, mientras el presidente Moreno guarda un silencio irresponsable y ominoso, y la consejera de Igualdad, como Ciudadanos en general, admite todo como si no fuera con ellos", ha concluido Rubiño.