Únete a EL OBRERO

Borràs sugiere que no hay respuesta institucional al TS por culpa de ERC

La candidata de JxCat al 10N Laura Borràs en una imagen de archivo / EFE La candidata de JxCat al 10N Laura Borràs en una imagen de archivo / EFE

La candidata de JxCat al 10N Laura Borràs ha realizado este domingo una crítica velada a ERC al sugerir que, si no ha habido una respuesta institucional a la sentencia del Tribunal Supremo en el caso del "procés", es porque "algunos no la querían".

"Esta es la verdad y no es justo que quien boicotea una respuesta a la sentencia se aproveche de la falta de unidad", ha sentenciado Borràs en un discurso después de una reunión con los candidatos de JxCat al 10N.

Acompañada de todos ellos y con las fotografías de los cuatro condenados que presentaron como candidatos -Jordi Sànchez, Josep Rull, Jordi Turull y Joaquim Forn- la exconsellera ha afirmado que "si no ha habido una respuesta institucional a la sentencia" es porque "algunos no lo han querido".

Para JxCat, era "importante que fuera unitaria" esa respuesta pero "quizás había otras personas sentadas a la mesa que tenían otras prioridades", ha añadido Borràs en una crítica velada a ERC, aunque sin mencionar las siglas.

JxCat está molesta por la iniciativa que ha emprendido el presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), de crear un espacio junto con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y entidades de diversa índole para encontrar una solución política al conflicto catalán, una iniciativa que desconocía la formación del expresident Carles Puigdemont.

En este contexto, Borràs ha defendido que el líder de JxCat, Carles Puigdemont, y el presidente catalán, Quim Torra, son "los líderes políticos que no tienen miedo de jugárselo todo, absolutamente todo".

También ha advertido a los que están "en medio de todo" de que "no valen las equidistancias", pues "o se defienden los derechos humanos con todas las consecuencias o no". La candidata ha criticado asimismo que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, continúe "eludiendo" el conflicto político, ya que "envía" al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a Barcelona como si el problema fuera "solo de orden público".

Ha remarcado que el presidente catalán, Quim Torra, "ha condenado siempre la violencia" y por ello ha juzgado que Sánchez "no quiere reunirse con Torra" porque "piensa más en las elecciones que en las soluciones".

"Deje de poner excusas de mal gobernante; no quiere hablar con Torra porque no tiene la más remota idea de qué le dirá cuando -el presdent- le diga qué piensa hacer con 2 millones de personas que queremos marchar, a parte de reprimirnos", ha subrayado.