Forn reafirma su compromiso con la "libertad" en un libro escrito en prisión

El exconseller de Interior Joaquim Forn ha humanizado la cotidianeidad de su estancia en la prisión en el libro "Entre togas y rejas: escritos de juicio y exilio" (Ed. Enciclopèdia), un relato en el que también reafirma su "compromiso con la libertad" y en el que pide no caer en derrotismos.

"No renuncio a la autocrítica pero quiero reivindicar nuestras fortalezas. No somos un pueblo vencido (...) la conciencia de ser pueblo es más dura que nunca.

Evitemos ser nosotros los que, con nuestra impaciencia, desaprovechemos las posiciones ganadas", apunta Forn en el epílogo del libro, presentado este miércoles en el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB).

Se trata del segundo libro que publica Forn desde que ingresó en prisión y el primero publicado tras conocer la sentencia del 1-O en la que ha sido condenado a 10 años y medio de cárcel por un delito de sedición, por lo que es un escrito que contiene el posicionamiento político más reciente del exconseller, según ha dicho su esposa, Laura Masvidal, encargada de leer el epílogo.

En esta parte del libro, Forn pide que no se echen a perder "las posiciones ganadas" tras el referéndum del 1-O, y ha negado que la sentencia haya cambiado su pensamiento.

"Sólo desde la perseverancia y la determinación haremos realidad nuestro sueño", prosigue en el escrito, en el que también dice que impulsar el referéndum del 1-O desde el Govern era "un compromiso político y personal".

Entre el público se encontraban los expresidentes de la Generalitat Jordi Pujol y Artur Mas; algunos de los consellers del Govern y los exconsellers Meritxell Borràs y Carles Mundó, también procesados por el 1-O.

Ambos han tomado la palabra y han recordado cómo fueron sus respectivos pasos por la cárcel, y Borràs ha revelado que, el día en que se conoció la sentencia, Forn le hizo llegar un mensaje a través del grupo municipal de Barcelona (del que Forn formó parte) en el que le decía que se "alegraba" por que ella "no sufriese".

Mundó, por su parte, ha señalado que el libro de Forn es "el testimonio de la injusticia" y ha asegurado que "sería más fácil caer en el olvido" si no se publicasen libros como ese.