HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La inflación llegó en Argentina a 108,8% anual en abril, con ropa y alimentos en el podio


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Los precios al consumidor en Argentina tuvieron en abril pasado una subida interanual del 108,8 %, 4,5 puntos porcentuales más que en marzo último, según informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En el cuarto mes del año, los precios al consumidor crecieron el 8,4 % mensual, acelerándose respecto de la tasa del 7,7 % de marzo pasado y yendo por encima de la prevista por el mercado (7,5 %) en el último estudio del Banco Central.

Los bienes tuvieron el mes pasado una variación positiva del 9,1 % en comparación con marzo, mientras que los servicios subieron un 6,6 %, unos datos que ascienden al 110,9 % y el 103 %, respectivamente, en la comparación interanual.

Entre las mayores subidas registradas en abril por el Indec se destacaron los rubros “prendas de vestir y calzado” (28,9 % mensual y 120,7 % anual), debido al cambio de temporada; seguido por “alimentos y bebidas no alcohólicas” (41,2 % mensual y 115 % interanual), que tuvo la mayor incidencia en todas las regiones, por el aumento en carnes, vegetales, productos lácteos y huevos.

También predominaron subidas en las categorías de “restaurantes y hoteles (35,4 % mensual y 126,6 % interanual); y el “equipamiento y mantenimiento del hogar” (27,3 % mensual y 111,3 % interanual), mientras que las de menor variación fueron “educación” (41,3 % mensual y 98,5 % interanual) y bebidas alcohólicas y tabaco (26,9 % mensual y 114,3 % interanual).

En todo 2022, los precios al consumidor habían acumulado una subida del 94,8 %, con una notable aceleración respecto al 50,9 % de 2021.

Argentina, que debe cumplir con las exigencias de un acuerdo firmado el año pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para refinanciar un millonario préstamo concedido en 2018- arrastra una complicada situación económica marcada por la escasez de divisas internacionales y la devaluación del peso, lo que suele trasladarse mes a mes en un aumento de los precios de los bienes y servicios.