Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Hora de retratos


“La dignidad es el respeto que una persona tiene de sí misma y quien la tiene, no puede hacer nada que lo vuelva despreciable a sus propios ojos” (Concepción Arenal)

Por dignidad: Cuando un cargo de gobierno de una localidad, comunidad autónoma o estado se aprovecha de ese cargo para manipular los recursos públicos en su beneficio, tiene que ser expulsado de ese espacio. No hay mucho más que razonar.

“La moral es una convención privada; la decencia, una cuestión pública; toda licencia demasiado visible me ha hecho siempre el efecto de una ostentación de mala ley”  (Marguerite Yourcenar)

Por decencia: Cuando el relato está construido sobre mentiras, armado sobre una estructura que cobije a las mentiras y ampara dicha estructura en recursos públicos para dar imagen de falsa decencia, la censura es necesaria.

¿Cómo es posible que haya personas que nos piden confianza y tiempo hacia quienes no les importa hundir instituciones con su indecencia y ausencia de dignidad? Su concepto de política no es otro que instaurar sistemas burocráticos, legales, sociales, que conformen una sociedad fraudulenta sin que lo parezca, enrevesada, de doble moral, donde es más fácil y barato mentir, que rescatar una vida o servir de refugio. Son aquellos que hablan, hablan, hablan, hablan,… pero que mantienen las cosas tal y como están, permitiéndose el lujo de atribuir otro tipo de intereses a quienes queremos recuperar las instituciones para el pueblo.

El gobierno, que debería estar defendiendo los Derechos Humanos, los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la lucha contra la pobreza, las ONGs que salvan vidas; que debería quitar fronteras y barreras; trabajar para el bien común; asegurarse de la redistribución de los recursos; es indiferente. Les preocupa su egoísmo.

La corrupción sólo genera más corrupción. Y es la que se adueña de los 120 millones de euros que faltan para poner en marcha de manera decente y digna el Pacto de Estado contra la Violencia de género; es la que impide que no veamos lo que está sucediendo en el Mediterráneo; la que engaña acerca de las subida de las pensiones; la que falsea los presupuestos para que parezca que hay inversión en infancia y la que deteriora las instituciones públicas, las comunes, las de todas y todos.

La corrupción es la tela del retrato sobre el que algunos se quieren pintar con tal de seguir manteniendo su discurso vacío de solidaridad y lleno de réditos personales que mantienen esta estructura manipulable.

Donde hay corrupción, no cabe dignidad ni decencia. Quien sostiene basura, se llena de basura. Es hora de los retratos.

Psicóloga.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider