HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

A grandes males, grandes remedios


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Si alguien tenía alguna duda de hasta dónde pueden llegar PP i VOX, en sus ataques al gobierno progresista, puede ir haciéndose a la idea de que no hay, ni habrá límites. Todo vale, sea en España, sea en la UE.

Tampoco tienen sentido del ridículo, con lo cual debemos prepararnos para incrementar nuestro consumo diario de tila, camomila y otras hierbas, con efectos relajantes o estomacales. Hemos visto y escuchado intervenciones que ya no solo demuestran desconocimiento de las normas de la UE, sino de las competencias nacionales.

La UE, se organiza como un sistema confederal, con el objetivo de un día devenir en federación, pero mientras no lo sea, las políticas nacionales son sagradas. Son cuestiones internas, que nadie de la UE puede suspender o modificar. Esto, es de primer curso, los dirigentes del PP y VOX, deberían haber superado este nivel, para pasar al segundo.

En fin, poco a poco, se darán cuenta de la realidad y con el tiempo rebajarán el programa caótico, de partidos en la oposición. Si no lo hacen, peor para ellos porque no tendrán ninguna opción de mejorar resultados electorales. A nadie le gusta ver a políticos nacionales, haciendo el ridículo en tierras, más o menos lejanas.

Pero, volviendo a casa, queda claro que algo importante hay que llevar a cabo para ordenar el caos judicial. Hay que abrir puertas y ventanas, para airear todos los estamentos, relacionados con la Justicia. La mayoría de jueces, ejercen su labor de manera callada y eficiente, pero tienen algunos núcleos, impropios de una democracia plena.

Ver y escuchar posicionamientos sobre propuestas del Gobierno antes de conocerlas, es impensable en cualquier otro país de nuestro entorno. Organizar concentraciones de protesta, o empeñarse en promover acusaciones sin base firme, produce inmensos daños al conjunto del poder judicial.

Hay que animar a las jóvenes generaciones para que entren en la carrera judicial. Es necesario y urgente, pero todos sabemos que para conseguirlo hacen falta muchos esfuerzos y muchos años, y ahora mismo, se debería acelerar el proceso. No podemos estar unos años más con buena parte del Consejo General del Poder Judicial, caducado. Si confiamos en un cambio de opinión del PP, esperaremos en vano.

¿Qué hacer? Si en el pasado se habilitó un cuarto turno de acceso a la judicatura, por qué no repetirlo, en mayores proporciones. Facilitar la entrada de varios centenares de abogados, con algunos años de ejercicio, o de profesorado, permitiría airear un sector, demasiado cerrado y encerrado en sus ideas y prerrogativas.

He escuchado intervenciones, por parte de algún alto magistrado que ponen los pelos de punta, cuando expresa opiniones que nunca, nunca, deberían exponerse en público. Mejor callados y trabajando, que convertirse en agitadores al servicio de ideas y posiciones que son claramente partidistas. Si hay separación de poderes, la hay para todos, sin excepción.

Presidente del Consejo de la Federación XI del PSC-PSOE. Ex alcalde de Borredà ( Barcelona) y ex diputado del Parlament de Cataluña.