HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La vicepresidenta argentina retira un busto del exmandatario Néstor Kirchner en el Senado


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

La vicepresidenta de Argentina, Victoria Villarruel, ordenó retirar un busto del fallecido expresidente del país suramericano Néstor Kirchner (2003-2007) del interior de la sede del Senado de la Nación, que también preside la ultraderechista.

«Fue orden mía (retirar el busto) porque Néstor Kirchner no fue senador, no fue vicepresidente y yo no soy su viuda», aseguró la vicepresidenta ante los medios de comunicación.

Villarruel, representante del ala más dura en el interior de la fuerza política La Libertad Avanza que lidera el presidente argentino, Javier Milei, se refirió así a su predecesora en el cargo, la viuda de Kirchner y también expresidenta del país suramericano, Cristina Fernández (2007-2015).

«No hace falta que esté en un lugar de privilegio obstaculizando, cambiando o discriminando a otros espacios que no tienen aquí a sus representantes o a sus expresidentes», aseguró la vicepresidenta.

Increpada durante la sesión del día en la Cámara Alta por uno de los senadores del peronismo, Villarruel explicó que el busto de Kirchner «está en el archivo» del Senado.

«Les avisamos precedentemente que se iba a sacar», puntualizó la compañera de fórmula electoral de Milei en los comicios de 2023, que afirmó que el retrato del expresidente, muerto en 2010, se enviará al bloque parlamentario Unión por la Patria (peronismo) para que «puedan tenerlo con ellos».

Villarruel aseguró que esta retirada responde a la necesidad de que haya «igualdad» en todos los espacios y a «la visión de representar a todos los argentinos».

La figura de Néstor Kirchner, gobernador de la remota provincia patagónica de Santa Cruz antes de su llegada a la Casa Rosada en 2003, representó un giro en el seno del peronismo, el movimiento en torno al que ha girado la vida política de Argentina en los últimos ochenta años.

La doctrina del expresidente, cercana a la socialdemocracia, fue bautizada con su apellido (‘kirchnerismo’) y se extendió en el tiempo durante los dos mandatos de Cristina Fernández y, en menor medida, durante el período de Alberto Fernández (2019-2023), en el que la viuda del exmandatario ocupó la Vicepresidencia.

Las causas de corrupción que rodearon al matrimonio Kirchner-Fernández y a su círculo más cercano fueron especialmente criticadas por Villarruel durante la última campaña electoral.

La actual vicepresidenta, muy cercana al ámbito militar, también cargó en varias ocasiones contra las políticas de memoria histórica del kirchnerismo frente a los dirigentes de la última dictadura militar de Argentina (1976-1983).