LA ZURDA

Lo que importa es ser español, no española

Ni en nuestras peores pesadillas podríamos pensar que volveríamos a escuchar frases dedicadas a las mujeres del cariz de las que estamos siendo testigos por parte de la ultraderecha, que con el voto de millones de compatriotas, ha entrado por la puerta grande en las instituciones.

Sin un programa político inclusivo, sin una visión económica que haga de España un país moderno y de progreso, VOX ha calado en una parte de la sociedad española con un solo mensaje: ser español, Y para eso se fundamenta en el patrioterismo más casposo y denigrante, digno de figurar en un manual de la Sección Femenina, que haría sonrojar hasta el mismo Roberto Alcázar.

Ser español, sí, pero no española, porque el papel de la mujer se denigra de tal manera que hemos tenido que soportar las declaraciones de toda una diputada de la Asamblea de Madrid al respecto del empoderamiento de la mujer y su consecución cosiendo botones. Por supuesto que lo que dice esta diputada (de la que no digo el nombre porque no la voy a dar publicidad) no es más que una solemne majadería y una provocación, pero por si sola da el baremo de a quiénes nos enfrentamos.

El próximo lunes se celebra el Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres, y este partido fascistoide y machista ha conseguido que múltiples instituciones en las que ellos sostienen el gobierno, entre ellas la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, no hagan una declaración institucional en apoyo a las mujeres asesinadas por la violencia machista.

Claro, que en eso son coherentes. Cómo van a denunciar aquello que ellos fomentan con sus declaraciones y con sus mítines verbeneros, en los que braman consignas contra todo lo que les huele a feminismo.

Si el partido de Santiago Abascal pudiera tener un pendón, su leyenda sería “la mujer en la casa con la pata quebrada”. Porque no nos engañemos con las diputadas o las concejalas que engrosan las filas de VOX. Son las peores machistas, lobas con piel de cordero, que no dejan títere con cabeza a la hora de defender lo que a cualquier mujer, que nos sentimos orgullosas de participar en el progreso de la sociedad, nos haría caer la cara de vergüenza.

Pensábamos que muchos esquemas patriarcales estaban superados, pero no, estaban agazapados detrás del gran bloque de la derecha esperando su gran oportunidad, puesta en bandeja por PP y Ciudadanos, y por los votos de quienes han creído que España se merece un retroceso de cuarenta años.

Porque con VOX en las instituciones ni se han arreglado los problemas territoriales o sociales existentes, sino que han aumentado por la “derechita cobarde” que prefiere seguir en sus sillones, aunque sea a costa de ponerse de perfil ante el asesinato de cientos de mujeres.

¡Qué indecencia!

Elena Muñoz Echeverría es licenciada en Historia del Arte, gestora cultural, editora y escritora. Ha ejercido la docencia durante veinticinco años. Desde 2015 a 2019 ha sido vicepresidenta de la Asociación de Escritores de Madrid.

Autora de un blog de éxito MI VIDA EN TACONES

http://mividaentacones59.blogspot.com/

Tiene diez libros entre poesía y narrativa. En 2018 estrenó su primera obra teatral. En la actualidad está en preparación de su quinta novela y acaba de presentar su último libro de poesía, Papelera de reciclaje con Ediciones Vitruvio.