Quantcast
ÚNETE

El trabajo digno de las empleadas del hogar y la lucha contra el “fasciocomunismo” de Carlos Iturgaiz

De forma simultánea nos llegan dos noticias completamente distintas, pero que, creemos tienen una cierta conexión porque nos ilustran sobre las prioridades de unos y otros en la España actual. Repasemos un poco ambas cuestiones.

Al parecer, el Gobierno español ha anunciado que nuestro país firmará el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo relativo a la dignificación del trabajo de las empleadas del hogar, que implica la equiparación de las cotizaciones y los derechos de dicho colectivo con los del resto del régimen general. La ministra Montero lo anunciado en el Congreso, haciendo referencia al histórico olvido con estas trabajadoras, además de asombrarse sobre el hecho de que este convenio no formara parte ya de los compromisos internacionales de nuestro país. Por nuestra parte, debemos recordar, según datos de 2018, que en España hay más de seiscientas mil personas trabajando en este sector, casi todas mujeres, y con una fuerte presencia de trabajadoras migrantes.

Por otro lado, el recién designado candidato de la alianza electoral del PP y CS, Carlos Iturgaiz, ha realizado unas declaraciones para reafirmar la importancia del proyecto que lidera, esperando que desde el País Vasco se comience a contestar el proyecto “fasciocomunista” que intenta romper España y que, al parecer, habría iniciado ya en su día el presidente Zapatero, acusando a los socialistas de haberse “rendido” ante los secesionistas”. Además, ha formulado distintos guiños hacia VOX y su líder.

Quizás estas dos noticias puedan ilustrarnos un poco más sobre las prioridades de unos y otros: las trabajadoras en situación precaria y en clara desigualdad en el mundo laboral (algo que ya comenzó a intentar solucionar el movimiento obrero en los momentos previos a la Segunda República y que luego continuó el Gobierno del primer Bienio, como hemos estudiado en este mismo medio), o la supuesta ruptura de la unidad de España, y en este caso desde Euskadi, resucitando, por lo demás, un viejo discurso beligerante de tiempos previos a la Guerra Civil, siendo una apuesta clara de Génova frente al sector moderado y dialogante de una parte de la derecha vasca, de nuevo vencida por otros intereses de confrontación.

Dos noticias, dos concepciones distintas sobre las prioridades en este país; eso es la política, una cuestión de elección, sin olvidar que en el primer caso estaríamos ante un hecho real, y en el segundo nos moveríamos, se moverían, en el ámbito de las suposiciones, sin olvidar que es muy complicado entender la relación entre el fascio y el comunismo.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.