Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Comunicado ante manifestaciones fuera de control


  • Escrito por Liga Española Pro-Derechos Humanos
  • Publicado en Opinión

La LIGA ESPAÑOLA PRO-DERECHOS HUMANOS Y LA FEDERACIÓN INTERNACIONAL PRO DERECHOS HUMANOS -ESPAÑA ONGs, apolíticas, aconfesionales y sin ánimo de lucro, con el objetivo de extender y afirmar los derechos individuales inherentes a la personalidad humana vemos con suma preocupación la actual situación de polarización social existente en nuestro país.

Más allá de las discrepancias políticas existentes respecto a la adecuada gestión de la denominada emergencia sanitaria, existe una virulenta campaña contraria al actual Gobierno fomentada por grupos y activistas vinculados al extremismo de derechas con el ánimo de erosionar la confianza de la ciudadanía en las intuiciones del estado.

A ello se suma el interés por parte de otros grupos y activistas vinculados al extremismo de izquierdas por agravar la situación con la búsqueda de incidentes violentos, estimulando la presencia y movilización de sus afines en las manifestaciones públicas del primer grupo con la idea de hacer inevitable la actuación de las FSE.

Si bien es intención de los primeros socavar la confianza de la ciudadanía en las instituciones, es intención de los segundos socializar entre sus afines la necesidad de hacer frente a quienes atentan contra la legitimidad del gobierno, con la pretensión de crear un mayor abismo social.

Nuestro principal motivo de preocupación, que, entre los partidos presentes en las Cortes Generales, algunos representantes de los extremos del espectro ideológico presente, promueven, animan y estimulan la acción de estos grupos y activistas adheridos a sus respectivos marcos ideológicos, con el ánimo de obtener réditos políticos y acrecentar su poder. Es un hecho que, desde la expansión de maneras, usos y formas propias del populismo, el porcentaje de españoles que se auto ubican en un punto cada vez más lejanos del centro político ha crecido en beneficio de quienes representan estos extremos.

Partiendo de estos, desde la LIGA ESPAÑOLA PRO-DERECHOS HUMANOS Y LA FEDERACION INTERNACIONAL PRO DERECHOS HUMANOS-ESPAÑA:

Apelamos a los principales partidos con representación parlamentaria ajenos a estas nocivas dinámicas de ruptura social a que se constituyan como muro de contención contra el extremismo político en todas sus formas e independientemente de toda afinidad ideológica. Fomenten la convivencia democrática, la mesura y el rigor en el debate político. A que reprueben y censuren a quienes pudieran estar fomentando la intolerancia y la polarización social con el ánimo de obtener réditos políticos y ver acrecentado su capital político.

Apelamos al conjunto de la sociedad civil a que independientemente de su opción política, rechace, aislé y censuré a quienes, desde diferentes tribunas, pretenden deshumanizar al adversario, endurecer prejuicios y romper la convivencia.

Se trata al fin y el cabo de defender y preservar nuestras instituciones democráticas de quienes, con malas artes, se valen de la división y el enfrentamiento partidista para mejorar su posición política en un proceso de acumulación de poder, bien desde posiciones de gobierno o bien desde la oposición.