Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Plan de modernización de la formación profesional

El plan de modernización de la FP supone un esfuerzo del ejecutivo por relanzar la FP y llevarla a niveles europeos, por integrar la vanguardia de la formación profesional y lanzar a miles de profesionales hacia el futuro.

Si vemos algunas cifras, observamos que, según el CEDEFOP, el organismo europeo que se encarga de la FP, en 2025 en España, el 37% de los puestos de trabajo corresponderán a personas con un alto nivel de cualificación, el 49% a personas con un nivel medio de cualificación, y sólo el 14% a personas con un bajo nivel de cualificación. Estamos muy lejos de esas cifras, en lo que se refiere a titulados medios y hay mucho margen de mejora, ya que actualmente se matriculan en FP un 12% de los jóvenes españoles entre 15 y 19 años, mientras que en los países de la OCDE son el 25%. La población activa española es de 22.994.300 de los cuales el 48.08%, es decir más de 11.000.000 de personas tienen un nivel de formación que no les capacita profesionalmente. Al no tener una cualificación acreditada formalmente, están impedidos de acceder a mejores empleos, mejor remunerados y con mejores perspectivas laborales, y a no poder continuar con su formación y desarrollo de un proyecto de vida. En cuanto a la empleabilidad, aquellos que tienen una titulación de Formación Profesional tienen una tasa de ocupación del 74%, mientras que los que sólo tienen una titulación general esta tasa se reduce al 63%.

Distribución de acreditaciones por unidad de competencia (2010-2018)

Fuente: Consejo General de la Formación Profesional (Informe final sobre Acreditación de competencias adquiridas por experiencia Laboral)

La capacidad de mejora e influencia del sistema es espectacular: en el curso 2019-2020 teníamos 861.906 estudiantes de formación profesional y muchos otros se quedaron sin una plaza, sin poder formarse, en concreto en Madrid cerca de 30.000 personas, según el sindicato CCOO.

Con estas pequeñas pinceladas de la situación en España, el Plan de Modernización de la Formación Profesional gira sobre 3 ejes:

1º reconocimiento y acreditación de las competencias profesionales,

2º flexibilidad y mejora de la accesibilidad a la Formación Profesional y a la orientación profesional, y

3º incorporación de la digitalización, la innovación y el emprendimiento en el sistema de Formación Profesional.

El objetivo de la acreditación y reconocimiento de las competencias profesionales mediante la experiencia laboral se hará mediante la apertura de una convocatoria permanente y tiene por objeto llegar a acreditar a 3.352.000 trabajadores en 4 años. Para hacernos una idea de la magnitud del desafío, desde 2009 se han convocado 231 procedimientos con un total de 266.646 plazas. Tenemos muchos trabajadores con experiencia pero muy pocos acreditados y reconocidos, como ya puso de manifiesto, por ejemplo, la aprobación de la ley de dependencia con las personas cuidadoras.

El reto del segundo eje también es grande, ya que supone dotar de flexibilidad y agilizar la formación profesional, de forma que sea una verdadera formación modular, que permita la realización de módulos sueltos, agrupados por intereses del alumnado, necesidades de las empresas o del trabajador e incluso depuesto de trabajo tal y como se desarrolle en una situación concreta. Además de la flexibilización del currículo de certificados y títulos, de la oferta permanente desde el Ministerio y a través de la modalidad a distancia, se hará un esfuerzo por llegar a 3.000 municipios en 4 años, vertebrando la formación profesional y el territorio, mediante aulas Mentor y oferta profesionalizante en ellas.

La digitalización se incorporará en todos los títulos de FP mediante un módulo especifico aplicado al sector productivo correspondiente. Además, se incorporará a esta formación a desempleados y empleados, poniendo un objetivo de 125.000 personas en estos programas de FP para el empleo y la formación en digitalización a los 50.562 docentes de FP.

La oferta de nuevas titulaciones digitales que se implantarán va desde la ciberseguridad a la fabricación inteligente, la señalación y telecomunicación ferroviaria y la inteligencia artificial y big data, pasando por vehículos eléctricos, fabricación aditiva, materiales compuestos, etc. En innovación y emprendimiento, este plan plantea un proyecto final en todos los ciclos de FP, asociado a uno de estos temas o a ambos, la creación de hubs tecnológicos en torno a los centros de FP, el lanzamiento de proyectos de innovación dotados de 15.000.000 de euros al año, en convocatoria abierta y la creación de la plataforma FPCONECTA para el intercambio entre centros, empresas, administraciones, etc. La apuesta por este modelo sube hasta implantar el aula de emprendimiento en 1850 centros en este próximo periodo.

La parte más de ordenación recoge el diseño, actualización y redimensionamiento de la oferta de FP, creando 200.000 plazas nuevas para alumnos, con la participación de las CCAA; revisando títulos y certificados con el concurso de las empresas del sector, diseñando nuevas titulaciones (El 85% de los empleos que habrá en 2030 no existían hace 3 años y la inmensa mayoría no existen en la actualidad) y dando atención preferente a los declarados sectores estratégicos para la FP: Nueva tecnología avanzada de la información, Máquinas-herramienta automatizadas y robótica, Equipos aeronáuticos, Equipo de transporte ferroviario moderno, Vehículos basados en energía, Nuevos materiales, Biofarmacia y productos médicos avanzados, etc.

Fuente: elaboración propia

Para terminar este artículo quería señalar otros puntos importantes del plan como son la potenciación de la FP dual, incorporando un tipo de contrato específico para cualificar a jóvenes de 16 a 20 años con abandono temprano del ámbito educativo; la conversión futurista de aulas de FP en espacios de tecnología aplicada; la incorporación progresiva de simuladores y gemelos digitales la integración de la FP para el empleo en los centros de Formación Profesional; la puesta en marcha de redes de innovación, centros de emprendimiento y excelencia, etc. Todo ello dando lugar a una inversión de aproximadamente mil quinientos millones de euros, en una apuesta sin precedentes por el futuro de España.

Profesora de FP. Miembro del Grupo de Expertos del Ministerio de Trabajo para la reforma de la Formación Profesional para el empleo (2019). Asesora técnico docente del Ministerio de Educación y Formación Profesional.