Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Formación profesional, más necesaria que nunca

Recientemente ha sido publicado el documento: Plan para la Formación Profesional, el crecimiento económico y social y la empleabilidad.

En él se pone de manifiesto que: la FP es uno de los motores en el crecimiento económico y social tras esta crisis.

La encuesta de población activa, en el primer trimestre de 2020, indica que la población total en España es de 46. 874.500 personas. Para los mayores de 16 años, el 52,51 % han alcanzado el nivel de estudios posobligatorio. El 47,49 % el nivel máximo es la obligatoria y de ellos el 18,53 % el nivel máximo alcanzado solo llega a la primaria.

Me voy a centrar en este 18,53 % de personas que no terminan la ESO con éxito.

Según el mismo documento en 2025 el 49% de los puestos de trabajo corresponderán a un nivel de cualificación medio y el 14% a un nivel bajo.

Todos los datos apuntan a que es necesario, y lo será más en el futuro, un incremento sustancial de la Formación Profesional de Grado Medio y que es imposible soportar, como sociedad y como país, este 18,53% de alumnos que no superan la ESO.

No cabe duda que es imprescindible reducir sustancialmente este 18,53% y que estos ciudadanos, son los mejores candidatos para acceder a una FP de Grado Medio, tan necesaria en nuestro sistema productivo.

Para que esto ocurra la solución no está en la propia FP, sino en las etapas anteriores a ella: ESO, Primaria y Educación Infantil. Cuando un niño o niña empieza a tener problemas para seguir la media de su clase, los motivos son varios pero no infinitos. En esencia pueden ser: problemas de conducta inadecuada, problemas de salud o psicológicos, pertenecer a familia desestructurada o incluso no conocer el idioma. Pero todos son diagnosticables y la inmensa mayoría solucionables, con el suficiente apoyo y atención.

Para ello, es evidente que hacen falta recursos económicos y humanos. Económicos para que los Centros Educativos dispongan de las infraestructuras necesarias, se reduzca el ratio de alumnos por clase y aumente el número de docente de forma estable, pero también de personal cualificado que haga el diagnóstico y seguimiento de cada caso, interviniendo si fuera necesario fuera del ámbito educativo: comidas, asesoramiento a las familias, apoyo en actividades escolares y extraescolares, etc.

En definitiva, la solución para que la FP sea aún más prestigiosa y eficaz, tenga alumnos con el nivel necesario y por ende, la solución para que nuestra sociedad sea un poco más justa y desaparezca, casi totalmente, ese 18,53% de alumnos que no superan la ESO está en más medios en las etapas anteriores. No cabe duda que la inversión merece la pena.

Aprendiz, Instalador Eléctrico, Ingeniero Técnico Industrial, Máster en Materiales Estructurales y Profesor Técnico de Formación Profesional.

Desde 2012 colaborando en el Grupo de Trabajo de la Secretaría de Educación del PSOE en Madrid.