Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Motivos y razones

“España puede, claro que puede; España puede si quiere”

Pedro Sánchez

De nuevo con ustedes queridos lectores, y si dejamos atrás el mes de Agosto que tradicionalmente se había caracterizado mediáticamente por la escasez de noticias y titulares y la recurrencia a las serpientes, culebrones o tormentas de verano, y no se producen sucesos o historias interesantes, con todo el mundo de vacaciones, no encontrábamos motivos y razones para escribir, salvo que echáramos a volar nuestra imaginación.

Eso ha cambiado desde hace unos años, y agosto no es un mes de irrelevancias y gacetillas, de gritar para llamar la atención lo que sucede por las esquinas y rincones del mundo o nuestro País, de chascarrillos y pitorreos, sin curiosidades que despierten la atención ni hechos extraordinarios que acaparen espacio y tiempo a toda la sociedad..

Y en particular éste de 2020, en el que periodistas y políticos, han estado imbuidos de la alerta a la alarma, porque en cualquier momento podía suceder cualquier cosa y nos dejara fuera de juego. Con daños detenciones y amenazas, ficciones auténticas y falsas realidades, con un tema que lleva y ha continuado ocupando el foco de todos los medios de comunicación, el desarrollo minuto a minuto de la pandemia del COVID 19, a nivel mundial, nacional y local.

Los números y las estadísticas son importantes en todas las materias, pero de forma significativa en epidemiología y en el control de una pandemia... en la que se ha incrementado la digitalización. Además resultan muy arriesgados el hacer una foto quieta de un momento, sin tener en cuenta la dinámica y la movilidad. Lo cierto que en estos momentos en el mundo hay más de 25.100.000 de casos y se han producido alrededor de 845.000 fallecimientos, mientras que en España hay más de 440.000 contagiados y alrededor de 30.000 muertos.

Esto que es la foto fija de un momento, que cambiará seguro con el paso del tiempo, pero no vamos a entrar dentro de la brevedad de un análisis periodístico en un estudio comparativo de cifras y medidas, para demostrar que estamos ante la mayor crisis sanitaria a la que se enfrenta la humanidad en el último siglo.

Lo ocurrido durante el último mes de Agosto, en este caluroso verano nos da para contar muchas historias, que van del protagonismo a la insignificancia y viceversa, entre sensibilidades y frialdades, hemos asistido a paradojas increíbles, reclamamos turistas a la vez que tenemos, por la protección de nuestra salud que poner restricciones a todo lo que se mueve, dentro, de fuera o dentro o hacia otras latitudes.

En un mundo como el nuestro, vamos evolucionando desde la globalidad a la diferenciación, de la dependencia a la autonomía, de la libertad al control, de la impulsividad a la reflexión. Vamos tomando conciencia de nosotros mismos, a partir de las diferentes sensaciones, percepciones y experiencias.

Uno de los conceptos más manejados en estos últimos meses es el de garantizar la seguridad sanitaria y el cumplimiento de las normas que dictan las autoridades. Todo esto nos ayuda a crear y pensar dentro los marcos en los que garantiza el equilibrio emocional y la madurez psicológica.

También, no debemos olvidar, que por muy agradable o desagradable, dulce o dura que sea la situación que estamos viviendo, la realidad es el resultado de un proceso, y que más allá de la acción y la imaginación está lo simbólico, para representar el símbolo, con sus señales e índices, imágenes, figuras y palabras.

Entre objetos y situaciones, hemos de tomar distancias de las vivencias y expresar nuestras emociones o sentimientos y recrear las situaciones vividas. Pretendemos, en demasiadas ocasiones dibujar, modelar y construir la realidad a nuestro antojo, moviéndonos del llenar al vaciar, procurando esparcir y alinear.

Hay quienes por diferentes motivos y razones se aferran al poder, manipulando, transformando y combinando, haciendo gala al igual que quienes no llevan mascarilla, no guardan la distancia social o no siguen las medidas de higiene en el lavado de manos, de una ausencia de responsabilidades o de historias disparatadas, sin pies ni cabezas, envueltos en requisitos que no se cumplen o ausencias sin resolver.

Se puede decir mucho más dejando páginas o espacios del ordenador vacíos, que llenándolos de palabras. Es un deporte inútil que practican algunos responsables políticos, que por mucho que se pregunten no saben ni adonde van ni de dónde vienen.

Veamos dos ejemplos, teóricamente alejados, El de don Pablo Casado, líder del PP y el de Don Pablo Iglesias Secretario General de PODEMOS, ambos Pablos, muy diferentes al fundador del PSOE, Pablo Iglesias Posse, allá por 1879 y de la UGT en 1888.

El supuesto líder de la derecha, que parecía haber dado un paso hacia la moderación y el centro liberal, no pierde ninguna ocasión de culpar de todo al Presidente Sánchez y obstaculizar cualquier intento de pacto de Estado.

En cuanto al partido violeta, las dos penúltimas que han hecho para ayudar a su socio de Gobierno, han sido emprenderla contra su compañera de Consejo de Ministros, Isabel Celáa, responsable de Educación, acusándola públicamente de falta de liderazgo y la otra fue a través de la coportavoz Isa Serra afirmando “El PSOE sabe que con PODEMOS no va a contar para unos Presupuestos con CIUDADANOS”. Es muy difícil de entender y explicar que alguien vote en contra de unos Presupuestos de un Gobierno del que forma parte.

Dice el refrán que los extremos se tocan, pero también denuncian los politólogos que las estrategias, las declaraciones, las acciones y actuaciones en el ámbito de la política ha de ser y parecer útiles, y esta parafernalia retórica es la que enfada mucho a la ciudadanía y les hace acusar injustamente “todos son iguales”, lo que se demuestra mirando la realidad que no es verdad.

Observando a algunos protagonistas de la cosa pública, por dentro y por fuera, que frente a intimidades y expresiones abiertas, hay quienes practican permanentemente el oscurantismo, los que desde el control absoluto, pretenden tenerlo todo bien atado y no dejar cabos sueltos, aquellos que aprenden y encuentran el sentido de sus vidas y no se quedan en el vivir sin sentido., que le sacan partido a todo o no se enteran de nada.

Durante estos meses de confinamientos y restricciones en beneficio de la salud pública, hemos visto de todo, lo mejor y lo peor de algunos responsables políticos, con todo tipo de motivos y razones sobre lo que han tardado en darse cuenta de las cosas, la falta de capacidad para retomar lo perdido y si para perder lo retomado.

Todas las reglas impulsadas por el Gobierno Sánchez han buscado generar certidumbre y estabilidad, mientras que la oposición del PP y su inspiración de VOX, han intentado crear una atmósfera de crispación y desconfianza, en la que en todo momento preferían captar y retener toda la energía negativa sin pensar y estimular una política de Estado, en lo que lo más importante sean los intereses de País, lo más conveniente para España. En estas fechas he escuchado de alguno de ellos cosas tan increíbles como que “alguien no tiene credibilidad por ser político”.

Incluso Casado, el líder del PP, al final de julio, en su talante democrático y de inteligencia política, estalló también contra la prensa, denunciando que Sánchez “gana” porque “tiene más medios, portadas y Presupuesto” Y es que ese giro al Centro de Don Pablo, no le sale de dentro.

Hubo también más cosas paradójicas y contradictorias durante el confinamiento del Estado de Alarma, de quienes exigían aquello que ellos eran incapaces de cumplir, hasta quienes criticaban al Gobierno de España, por ejercer sus funciones diciendo que les estaba secuestrando sus competencias y ahora volvían a pedir lo contrario y es que interviniera de nuevo el ejecutivo de la Nación. ¡Son como niños¡ ¡No hay quien los entienda!

Ha habido errores y rectificaciones, pero pocas disculpas y perdones por parte de quienes son especialistas en crear conflictos en la vuelta al cole en el que ha habido acuerdo entre el Gobierno Central y las Autonomías, en el que entre otras cosas la enseñanza será presencial, segura y responsable y con mascarillas desde los 6 años., hasta un total de 29 medidas y cinco recomendaciones.

Todavía tenemos por delante la ocasión de construir España, de dotarnos de unos Presupuestos, de renovar órganos como el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional o la Radio Televisión Española, de ser capaces entre todos de controlar brotes y rebrotes.

Con motivos y razones o sin ellas, lo cierto es que en estos últimos días de Agosto saltó la bomba deportiva, que genera una crisis deportiva en el Barca, “Messi quiere irse”. La cuestión está entre obligar al jugador a que termine su contrato a que Bertomeu esté dispuesto a dimitir, si no lo echan antes, con tal de que el jugador se quede en las filas azulgranas. Pero no caerá ninguna de las dos brevas.

También la Casa Real nos confirmó hacia el 17 de Agosto, lo que era un secreto a voces, y es que el Emérito; Juan Carlos I se encontraba en Emiratos Árabes Unidos, y el CNI Investiga el jaqueo de los móviles de varios ministros y altos cargos del Gobierno.

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participó este Lunes en un acto ante los representantes del poder económico bajo el lema “España puede”, anunciando que el Gobierno prepara un Plan que llevará a las instituciones comunitarias, para “impulsar el crecimiento económico en el largo plazo en nuestro País en un 2% del PIB” y para ello apeló a la unidad “No puede haber media España dando la espalda a la otra

Podríamos continuar con noticias de calado como las 12 poblaciones de la ribera del Guadalquivir afectadas por el virus del Nilo, que a estas alturas ha causado tres fallecimientos, y lo que todos estamos esperando como el maná que es la vacuna contra el coronavirus. Hay 31 en fase de experimentación.

Pues el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, comunicó en rueda prensa que había sido autorizado en España, el primer ensayo clínico en fase 2 contra el Covid 19. Comenzará en estos días en ensayo en tres hospitales con 190 voluntarios, lo desarrollará la empresa belga Jansen propiedad de Johnson & Johnson.