Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El Covid, una bendición


Semejante barbaridad no ha salido de la boca de ningún loco, ni tan siquiera de un fanático al que la pandemia le parezca un tortuoso camino para llegar al cielo, no. Esta frase tremenda ha sido pronunciada por quien se le considera el hombre más poderoso del planeta: Donald Trump.

De la salud mental de este individuo ya, antes del virus, existían grandes dudas, pero después de haber pasado por el contagio, y en su primera rueda de prensa ha demostrado dejar a la altura del betún al Sombrero de Alicia en el País de las Maravillas.

La rueda de prensa que ha dado es total y absolutamente un disparate. No solo por las palabras que componen el titular de este artículo, sino porque asegura que todos los que se encuentran contagiados podrán favorecerse del mismo tratamiento que él ha recibido. No importa que Estados Unidos sea un país en el que si no tienes seguro médico tienes infinitas posibilidades de perecer, porque, y esto es lo mejor, ese tratamiento lo va a pagar China.

El milagro obrado en la salud del presidente americano no se debe a Dios, aunque el lo crea, sino a un cóctel de anticuerpos en fase experimental llamado Regenerón, que más tiene nombre se héroe de comic que de fármaco. Este medicamento, aún en fase experimental ha sido aplicado a Trump con el resultado de que, aunque haya sanado su cuerpo, su mente sigue en caída libre.

Recordemos que Trump ha sido uno de los líderes negacionistas, el último en caer, al que precedieron Bolsonaro o Boris Johnson. A su desprecio a llevar mascarilla o recomendaciones de beber lejía se une ahora la promesa de repartir a diestro y siniestro la cura milagrosa, como si se tratara de pipas.

Es descorazonador, mis queridos lectores, ver la falta de respeto de quien tiene que ser su líder hacia los fallecido y enfermos por el Covid-19, además de la manipulación de este desastre sanitario y económico por quien vuelve a ser candidato a presidente de EE.UU. Lo peor es que hay quienes le volverán a votar o le votará por primera vez para un segundo mandato, demostrando que aún es peor el que cree a un mentiroso que quien miente.

Al mismo tiempo en Madrid el TSJ anula las medidas de contención de la pandemia, aludiendo a una ley que el Partido popular siempre defendió como sustituta del estado de alarma, y que ahora se ve que no es sustitutiva. Casado siempre dijo que con la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, se podía contener la movilidad.

No sé si Isabel Díaz Ayuso, a pesar de la inversión en sacerdotes con la que ha dotado los hospitales, verá la pandemia como Trump, espero que no, pero que los vaivenes a los que nos tiene sometidos en Madrid son espectaculares, eso seguro. Ante nosotros un puente de tres días que se convertirá en una diáspora. Apelar a que la ciudadanía se contenga en salir es, para una parte de la misma, como echar agua a un cesto.

Crucemos los dedos para que los contagios no vuelvan a dispararse. Aunque siempre nos quedará la esperanza de que paguen los chinos el Regenerón.

¡Flipante!

Elena Muñoz Echeverría es licenciada en Historia del Arte, gestora cultural, editora y escritora. Ha ejercido la docencia durante veinticinco años. Desde 2015 a 2019 ha sido vicepresidenta de la Asociación de Escritores de Madrid.

Autora de un blog de éxito MI VIDA EN TACONES

http://mividaentacones59.blogspot.com/

Tiene diez libros entre poesía y narrativa. En 2018 estrenó su primera obra teatral. En la actualidad acaba de publicar su quinta novela, El amante pluscuamperfecto, con Ediciones Ondina.

Actualmente es concejala de Desarrollo económico y empleo de Rivas Vaciamadrid.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider