Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

La derecha catastrófica se merece la vía penal


  • Escrito por Pablo Luis Chivato / Antonio Ibáñez
  • Publicado en OPINIÓN
Isabel Díaz Ayuso, Pablo Casado y Martínez Almeida tras las elecciones municipales y autonómicas. / Archivo. Isabel Díaz Ayuso, Pablo Casado y Martínez Almeida tras las elecciones municipales y autonómicas. / Archivo.

El alcalde Gallardón aprobó el 27 de febrero de 2009 la Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos, que en su artículo 10 decía: “ En caso de nevada quienes habiten en fincas urbanas y quienes tengan a su cargo la limpieza de edificios Públicos y establecimientos de toda índole, colaborarán en la limpieza de hielo y nieve en las aceras en la longitud correspondiente a su fachada y en una anchura mínima de 2 mts, si la acera es de mayor ancho…… “

”La sala 4ª del Tribunal Supremo lo Contencioso de Madrid, de fecha 07/11/2012, sentencio definitivamente que esto vulneraba el artículo 31.3 de la constitución y matizó en la sentencia, “la limpieza viaria es una competencia del Ayuntamiento que deberá ejercer por sí mismo o a través de las distintas formas de gestión de los servicios públicos, no siendo posible trasladar está obligación que el legislador ha impuesto al municipio a los particulares.”

Tenemos muy claro que la competencia la tiene el Ayuntamiento y puede traspasar esta obligación a las empresas de gestión de servicios públicos, en el caso de que así figure en los pliegos de condiciones de la adjudicación.

De modo que son estas empresas las obligadas a cumplir la sentencia del Tribunal Supremo, y su incumplimiento teniendo en cuenta los daños debería ser suficiente para abrir expediente sancionador ,que además de lo económico llevara aparejada la petición de inhabilitación para concursos públicos, además de las querellas oportunas, de no ser así presuntamente los intereses de los lobbies empresariales y sus recursos , puertas giratorias para altos funcionarios y políticos, entre otras muchas variantes, se impondrían a los intereses de los ciudadanos.

Si esta condición de limpiar la nieve se omitió en los pliegos de condiciones técnicas de los concursos , el responsable es el Ayuntamiento, tanto los políticos que aprobaron los pliegos como los funcionarios que los hicieron y omitieron esta condición, pero en ambos supuestos el Ayuntamiento ostenta la responsabilidad y deben ser objeto de querellas.

La falta de premuras y diligencias exigibles al Ayuntamiento y a las empresas, ha dado lugar a múltiples daños personales, ha incrementado exponencialmente los daños materiales a comercios, ha dado lugar a la paralización tanto de actividades industriales, como de servicios esenciales, no se pueden enterrar a los muertos hasta pasados varios días, hay inmensas pérdidas de salarios con las gravísimas consecuencias que conllevan, etc...

Todo ello hace que al solicitar ser declarada “zona catastrófica”, los costes por daños personales y económicos se hayan disparado.

Como creemos que los políticos del Partido Popular no tienen nada de incompetentes y mucho menos de tontos, tenemos que presumir que presuntamente esta falta de acción está calculada en términos políticos, por muy miserables o mezquinos que nos parezcan, lo contrario sería reconocer su incompetencia e ineptitud para el cargo, en cuyo caso si tienen un mínimo de ética, decencia o moral cristiana deberían dimitir.

¿Por qué no se elaboró un plan especial para hacer frente a los fenómenos meteorológicos de los cuales tenían conocimiento con más de una semana?

¿Por qué no hubo una respuesta inmediata a la emergencia?

Por ello pedimos, mejor dicho exigimos que los otros partidos políticos progresistas y de izquierdas, además de hablar, debatir , criticar, etc., y cumplir con su papel de oposición política inicien la vía penal por varios motivos, entre otros por dejación de funciones, por su completa falta de previsión, aun teniendo constancia oficial por la A.E.M.E.T. de una nevada mínima de 30 cms. seguidas de heladas, con varios días de antelación, que por su falta de cumplir con sus obligaciones ha ocasionado graves daños a las personas y a las propiedades, por malversación y dilapidación de caudales públicos, ya que los costes y los daños se han disparado por su culpa al no haber actuado con la diligencia oportuna y obligada.

También han incumplido la sentencia del Tribunal Supremo donde en sentencia firme conminaba al Ayuntamiento “ejercer por sí mismo o a través de…”

Esperamos y deseamos que se proceda y se persiga judicialmente a los responsables para que quede constancia de que no todos los políticos son iguales y que merece la pena ir a votar porque hay partidos progresistas que anteponen el bienestar de los ciudadanos a los benéficos empresariales y también para que no se insinúe eso del “hoy por mí y mañana por ti”. Que todos respondan en vía penal y con su patrimonio. En cualquier caso mociones de censuras ya en el Ayuntamiento y en la Comunidad.