Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Libertad, igualdad y fraternidad


Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid.

Este lema, surgido en el siglo XVIII durante la Revolución Francesa, resume muy bien lo que podría ser un modelo de sociedad de características diríamos hoy en día que casi socialdemócrata. Libertad para opinar y elegir en democracia, igualdad de oportunidades para todo el mundo y fraternidad para con los que lo tienen más difícil.

Y esto, que parece tan evidente, se utiliza torticeramente por parte de los fenómenos ‘procesistas’ que hemos visto aparecer en estos tiempos. 

Ayuso se ha sacado de la manga su famoso “Socialismo o libertad” que para ella seguro que significa liberalismo salvaje. A mí me entra un escalofrío cuando las derechas y los nacionalismos, que muchas veces se confunden, empiezan a sacar del tarro de las esencias las palabras grandilocuentes

Sí, porque ¡quién nos lo iba a decir!, Madrid también tiene su ‘procés’ y su abanderada es la señora Díaz Ayuso, empeñada en repetirnos obsesivamente que Madrid es diferente, es decir, de pronto se nos ha convertido en nacionalista madrileña.

Así pues, y ya que estamos sumidos, otra vez, en una campaña electoral me gustaría hacer algunos comentarios al respecto.

La candidata del Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso, no deja de sorprendernos con sus eslóganes simplistas y sin contenido que nos recuerdan cada día que ella gestionaba el perfil de Twitter de la mascota de Esperanza Aguirre, la inefable ‘Pecas’, y que, por cierto, terminaba siempre sus tuists con un “guau”.

Ahora se ha sacado de la manga su famoso “Socialismo o libertad” que para ella seguro que significa liberalismo salvaje. A mí me entra un escalofrío cuando las derechas y los nacionalismos, que muchas veces se confunden, empiezan a sacar del tarro de las esencias las palabras grandilocuentes. En este caso la libertad, pero sin recordarnos que la verdadera libertad va unida a la igualdad y la solidaridad.

Y no es algo simplemente gracioso, sino que tiene un trasfondo mucho más preocupante. Cuando las derechas hablan de libertad siempre es para los que tienen más privilegios. Es como cuando Aznar, mofándose de las campañas de seguridad en el tráfico, decía aquello de: “¿Y quién te ha dicho que quiero que conduzcas por mí?” Campañas que, por cierto, salvaron la vida a muchas personas.

Para ellos la libertad nunca va unida a la justicia social o a la igualdad de oportunidades, ellos confunden libertad con liberalismo o, dicho coloquialmente, el sálvese quien pueda. El Estado molesta porque cobra impuestos para dedicarlos a que todo el mundo tenga las mismas oportunidades y servicios públicos de calidad. La presencia de un Estado fuerte les priva de ‘su’ libertad que nunca es la del prójimo y además ejerce mayor control para con sus trapicheos.

En esto hay que decir que el ‘procesismo’ madrileño ha tomado ejemplo de lo que hace años estamos sufriendo en Catalunya. Y los protagonistas principales siempre son las clases acomodadas. En Catalunya hay gran exaltación cuando se habla de libertad, democracia o de todo un pueblo pero menos entusiasmo para dotar decentemente los servicios públicos y garantizar la justicia social que antes mencionábamos.

Así que Madrid tiene la gran oportunidad de volver a ser realmente aquel lugar donde se puede reflejar el conjunto de España. Y sólo conozco a una persona sosa, seria y formal, Ángel Gabilondo, que pueda garantizar libertad, igualdad y fraternidad para todos los madrileños.

¡Aprovechemos la oportunidad!

Miembro del Comité Federal del PSOE, delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona y licenciado en Biología por la UAB. Fue alcalde de Terrassa entre 2002 y 2012, primer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC)entre 2011 y 2014, diputado del Parlament de Catalunya y miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). A lo largo de su carrera profesional ha desarrollado distintos cargos de dirección como presidente del consorcio Localret y presidente del Fons Català de Cooperació al Desenvolupament. En 2013 la Fundación City Mayors lo incluyó en la lista de los mejores alcaldes del mundo.