Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Malentendido, tabú, rito


Un malentendido es una interpretación errónea de un mensaje en la comunicación. En la comunicación entre gentes de un mismo grupo se dan con frecuencia estas distorsiones e interpretaciones erróneas de los mensajes, por lo tanto en la comunicación intercultural, como podemos imaginar, los malentendidos son muy abundantes. Los malentendidos interculturales surgen de la percepción de rituales y rutinas de otra cultura y de la interpretación de lo percibido con referentes/baremos de la propia.

Sobre malentendidos interculturales encontramos abundante bibliografía; en español también podemos encontrar mucha información en la red, pero no será baladí profundizar en ello cuando lo que buscamos es una enseñanza mucho más patricia culturalmente hablando. Los malentendidos se pueden producir en cualquier comunicación. ¿Debe el profesorado trabajar los posibles malentendidos entre la lengua/cultura que enseña y las lenguas y culturas del grupo de estudiantes? Por supuesto que sí. El docente hoy, es el docente cultural con conocimiento profundo de la idiosincrasia de varios pueblos y de sus costumbres, las de sus alumnos, las del país o región donde trabaja.

Podemos ver en los malentendidos los límites de nuestra percepción cultural, las barreras que nuestra cultura nos pone, y descubrir su localismo frente a una pretensión de universalidad que nos es transmitida social y políticamente.

El conocimiento de la lengua es importante, aunque no evita el malentendido. Como ejemplo podemos mencionar los malentendidos de carácter interregional que nos afectan especialmente, porque no lo esperamos. Tenemos una concepción de cultura-nación y hablamos de la cultura francesa, belga o portuguesa cuando dentro de esas culturas-nación hay mar y montaña, ciudadanía metropolitana y rural, femenino-masculino, diferentes mundos profesionales, y se hablan múltiples dialectos. En el caso de España se hablan, además del español, cuatro lenguas más y muchísimos dialectos.

El malentendido forma parte de nuestra cotidianidad. El malentendido puede trabajarse en el aula comenzando por uno mismo. Pensamos en nuestra experiencia y narramos en primera o tercera persona, por ejemplo, un malentendido en el trabajo, en el círculo de amistades, dentro de la propia cultura y/o con culturas diferentes.

Frente al malentendido, tenemos el tabú, palabra de origen polinesio, que es aquello que no es lícito mencionar. Hay tabúes de carácter biológico como el incesto, el canibalismo, o el homicidio. Hay otros que se vinculan a una época histórica determinada, por ejemplo, en la España franquista, hablar de sexo o de política (contraria al ideario oficial) eran temas tabúes. Los malos tratos dentro de la familia han sido tabú prácticamente hasta que las mujeres empezaron a alzar su voz, y ahora el tema está diariamente en los medios de comunicación, ha pasado de ser un tabú a ser un problema para la ciudadanía.

La palabra rito se suele definir en la mayoría de diccionarios como “costumbre o ceremonia religiosa” o “conjunto de reglas establecidas para el culto o ceremonias religiosas”. Por consiguiente, esta palabra se suele aplicar al ámbito religioso o, por lo menos, proviene de él pero también tiene validez para referirse a actos que se dan de manera repetida por un colectivo siguiendo unos determinados rituales enraizados en las costumbres colectivas del grupo.

Los ritos nos van a permitir adentrarnos en una determinada lengua y su cultura para poder participar de ellas de manera más auténtica, más intensa, facilitándonos el descubrimiento de la forma en la que los hablantes de esa comunidad lingüística celebran sus alegrías, sus fiestas y sus conflictos. Cuando llegamos a conocer estos ritos no solo desde una perspectiva teórica sino incorporándolos e integrándolos en nuestra experiencia propia, podemos experimentar que el milagro de la comunicación en la nueva lengua (y la magia que surge en ese momento) es completo.

En relación con los ritos encontramos los rituales, que se podrían definir como ceremonias que se tienen que cumplir siempre. Por ejemplo, en España, en los cumpleaños los invitados siempre cantan el “Cumpleaños feliz” u otra canción semejante cuando la persona que cumple años sopla las velas. O en las bodas, por poner otro ejemplo, que se pronuncian discursos y se vitorea a los novios. También en Navidades se llevan a cabo muchos rituales: el de la Lotería de Navidad, la manera en que se juega (se reparten décimos de lotería entre amigos y familiares), la forma de cantar los premios, etc. De esta manera se crean rutinas comunicativas ya que, como dice Goodenough en su libro El concepto de cultura: textos fundamentales:

“Al ser el lenguaje un poderoso recurso para la comunicación de experiencias con un alto grado de sutilidad, no siempre resulta fácil su uso para expresar los propios pensamientos con precisión. No obstante, gran parte de lo que tenemos que decir en el curso de los asuntos diarios no requiere una comunicación muy precisa. Las palabras y las frases almacenadas pueden utilizarse una y otra vez. Una vez fabricadas, las expresiones que transmiten eficazmente actitudes y sentimientos se vuelven a utilizar cuando hay que manifestar una actitud similar”.

En relación con estos conceptos, tenemos que prestar atención a las rutinas, que serían las muestras de lengua a las que recurriríamos automáticamente y que repetiríamos con cierta regularidad. En español, por ejemplo, tenemos las siguientes rutinas comunicativas para manifestar nuestra opinión, nuestro parecer sobre un determinado tema: En mi opinión, Yo creo que es así, Yo diría que…, Pido la palabra, Me parece que…, No estoy de acuerdo,…

Cada sociedad tiene, además, una serie de convencionalismos no escritos cuyo desconocimiento puede llevarnos a desagradables malentendidos. El docente, hoy, debe ser un docente cultural.

Doctora en filosofía y letras, Máster en Profesorado secundaria, Máster ELE, Doctorando en Ciencias de la Religión, Grado en Psicología, Máster en Neurociencia. Es autora de numerosos artículos para diferentes medios con más de cincuenta publicaciones sobre Galdós y trece poemarios. Es profesora en varias universidades y participa en cursos, debates y conferencias.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider