Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Gladys, Beatriz, Douina, Félix, Luis, Carmen, Paqui, Isabel…Esos trabajos que nos facilitan la vida


“¡¡Qué guapa la veo siempre!! -Buenos días, Gladys, mi coche es el del surtidor 4.

Que me voy a la universidad…; a pasar el rato vigilando un examen”.

“¿Qué tal se encuentra hoy? -Mejor que la semana pasada, Bea”.

No son nombres sin más, ni elegidos al azar, existen. Esos nombres corresponden e identifican a sus portadores: personas reales y concretas, conocidas por su familia y amigos y por algunos de nosotros, también.

En estos momentos tan esperanzadores, previos a la “liberación” de la mascarilla – en el exterior- (más valdría que algunos se la pegaran con loctite y la mantuvieran fija per secula cuncta), vamos a respirar sin ahogarnos, seguro, a cara descubierta.

No sé yo si seremos capaces de medirnos con quien nos crucemos para hablar y ponérnosla rápidamente y si la sacaremos del sobre o de la fundita ad hoc en los interiores; en cualquier caso, hoy no va ni de “¡¡mascarillas, fuera!!” ni de indultos (doctores tiene la santa madre Iglesia).

Hoy me acuerdo de cómo nos han dado y nos dan oxígeno muchos trabajadores y empleadas (da igual el género) desde sus puestos laborales.

Nos han facilitado la vida y de qué manera. Desde primera hora de la mañana al acercarnos a repostar o cuando se nos ha olvidado algo para preparar la cena y están en la caja del súper para cobrarnos el producto de marras.

“¡¡Hombre, ya están de nuevo por aquí: la madre que paga el abono de su hijo y el hijo!!

-Sí, Luis, a ver si hoy no me duermo. Vamos a sentarnos ya, que estoy cansada”.

“Pero, cuánto tiempo sin coincidir por aquí!! Salga del coche que ya lo aparco yo, señora, como siempre…-Gracias, sigo siendo la rubia tonta; lo recogeré en dos horas”.

Entrar al Teatro Real y saludar a las primeras caras que vemos mientras comprueban las entradas, alimenta las ganas de volver; lo mismo sucede cuando nos encontramos en la necesidad de aparcar en un garaje de los de antes, de plazas estrechas y en los que se sufre lo indecible para encajar el coche: ahí está Félix dispuesto a que yo no pase un mal rato intentándolo.

Sé lo finolis y posh que resulta llevar a la retoucherie alguna prenda para arreglar. Douina es una costurera excepcional: “Pero, no se preocupe, este vestido va a quedar como nuevo; en dos horas lo tiene listo” y se dedica a “arreglar” lo que no nos viene bien o no se acomoda a nuestro cuerpo.

“Pero, Pilar, ¡¡qué uñas te has pintado hoy!! -¿Y las tuyas, Carmen? -Sí, de morado para celebrar aunque sea en casa el día de la mujer” .Y la cartera, me entrega, tan contenta, una notificación de la DGT. ¡A temblar!

No invento nada. Insisto: tan reales como la vida misma, como la existencia de este digital en el que escribo y que nos permite conocer noticias de primera mano, redactar comentarios personales, expresar opiniones obreras, descubrir noticias culturales, sorprendernos con fotos futuristas, plasmar reivindicaciones sociales…todo un universo humano.

Los miembros del equipo redactor también nos facilitan la vida a los autores, y mucho.

“Es que siempre entra aventada, profesora…¿tiene prisa por subir a su despacho? Ahí ya no quedan plazas, mejor abajo. -Gracias, Paqui, yo también te quiero”. Y me asigna en el campus, el sitio que más me favorece para no andar mucho. Siempre con su humor, a regañadientes, siempre dispuesta a que nos encontremos cómodos los que convivimos en la universidad.

“Pilar, ¿tú por aquí? Si no tienes cita hasta julio!! -Ya lo sé, Isabel. Hoy vengo a medicina preventiva y de paso a saludarte”. Me pasma su capacidad para aguantarnos a todos los pacientes cada vez que nos acercamos a su ventanilla y gritamos con el numerito en la mano que ya es hora de que nos atienda.

Y así, podría seguir…muchos más ejemplos cotidianos, de nuestro día a día: 7 de 7, 24 de 24 los 365 días del año (y bisiestos también).

No voy a enumerar esos trabajos facilitadores, ni a tantos hombres y mujeres que nos ayudan y nos sonríen, nos ayudan y nos saludan, nos ayudan y nos hablan, nos ayudan y se ocupan y preocupan de nosotros. Propician nuestro quehacer, y ese quehacer, el que sea, se convierte en una labor agradable.

En ellos, ellas, elles, todos y todas, todes, [email protected], todxs (sí, hoy me he soltado la melena con la inclusión lingüística, pero… volveré por mis fueros) me gustaría representar a todo un anonimato de personas que, con mascarilla, con distancia social, solo con ojos, palabras y gestos, consiguen que en estos tiempos la ilusión exista, sin “normalidad” ni antigua ni nueva. Pues eso…: Gladys, Beatriz, Douina, Félix, Luis, Carmen, Paqui, Isabel…Gracias. Y a El Obrero, también: faltaría más.

Doctora en Ciencias de la Educación, Licenciada en Filología Hispánica y Diplomada en Filología francesa. Actualmente Profesora de Lengua Española en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) donde ha desarrollado distintas responsabilidades de gestión.

Ha impartido cursos de doctorado y Máster en Didáctica de Segundas Lenguas en la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y en universidades extranjeras, entre otras: Wharton College, en la School of Law de Seattle University, Université de Strasbourg, y desde 2002, es profesora invitada en la Copenhagen Bussiness School de Dinamarca, en el Tecnológico de Monterrey (México), en la UNAM de DF (México) y en la Universidad de Ginebra (Suiza). Forma parte del claustro de la Universidad de Maroua en Camerún.

Destacan entre sus publicaciones, Con eñe, Lengua y Cultura españolas; Cuadernos didácticos para el guión de cine (C.D.G.); En el aula de Lengua y Cultura; Idea y redacción: Taller de escritura, y ediciones críticas de diferentes obras literarias enfocadas a la enseñanza: La tesis de Nancy, El conde Lucanor, Romancero, Fuenteovejuna…

Asiste como ponente invitada a congresos internacionales, entre los que destaca el último celebrado en La Habana sobre Lingüística y Literatura. Ha participado en la Comisión para la Modernización del lenguaje jurídico del Ministerio de Justicia y en diferentes Jornadas de Innovación docente. Dicta conferencias y publica artículos sobre la interconexión lingüística en traducción.

Su investigación se centra en la metodología de la enseñanza del español (lenguaje para fines específicos) y análisis del discurso.

Actualmente coordina el proyecto de investigación Violencia y Magia en el cuento infantil y forma parte del programa Aglaya sobre la investigación en mitocrítica cultural.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider