Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Tomates, indultos y goles…”es el mejor momento”


¡¡Cuánto aprendemos!! Bueno, algunos más que otros: cuestión de capacidades, ganas y actitud; claro, que buena parte del éxito en todo estudio depende del maestro, del instructor; se la juega en una correcta y adecuada explicación; ahí está el meollo de enterarse o no, de aprender o de quedarse in albis.

Y lo mismo da que se trate de frutas y vegetales, que de indultos y amnistía o goles y selección nacional.

“Era el momento. Ahora es el momento”, nos regalan con esta frase los titulares de los digitales y rotativos durante estos días; la prensa oral y escrita, los analistas y expertos en variadas lides, hablan de tiempo que no del tiempo (y mira que está revuelto).

¡¡Qué suerte que se hayan alineado (casi me sale en el corrector alienado) los astros en el firmamento estelar, político y alimenticio…y futbolero!! (¡Qué hartura!).

En alguna ocasión me han preguntado si el “tomate” (no el que se ha armado en nuestra sociedad y en nuestro país y aledaños) es una fruta o un vegetal.

Pues bien: aludiendo a su etimología “solanum lycopersicum”, encontramos que el tomate es una fruta en el sentido botánico pues tiene al menos una semilla (muchas diremos lo aficionados a este alimento) y además, crece de la flor de la planta que le da nombre.

Hago una breve digresión, porque los tomates en su más amplia variedad de origen, color, tamaño y aroma, los adquirimos de las vitrinas y estantes, clasificados junto a las lechugas, por ejemplo (y no es fruta). Yo haciendo un acto de fe o de filología, me lo creo, pero para mí que es un vegetal ensaladero y no se me ocurre incluirlo en una diurética macedonia de frutas.

Me malicio que con los indultos ocurre tres cuartos de lo mismo. No se trata de adivinar si la concesión o no, ratificada “realmente” (no cabe otra) es fruta o vegetal.

Los indultos son lo que son, con semillas, pocas o muchas. No se adquieren de una vitrina junto a la amnistía. Eso es otra cosa. No mezclemos conceptos que aparecen tan bien definidos.

En lo que algunos están de acuerdo es en lo del momento pertinente: ahora es el mejor. Bueno, como casi todo en esta vida, se trata de algo muy relativo. ¿Mejor? ¿Para quién? ¿Mejor? ¿Para qué?

Una vez concedidos, a verlas venir y a cruzar los dedos. El tiempo y las circunstancias, la negociación y los acuerdos, el diálogo y el entendimiento esclarecerán si se trata de un tomate en su versión “vegetal” o un tomate en modo “frutero”.

Mientras tanto, recurso va y recurso viene, comparecencias, fotos, reivindicaciones, empresarios e iglesia.

Y en plena festividad sanjuanera, los condenados por el procès de aquel 1 de 0, a la calle… a saltar las hogueras nocturnas y sacudirse los días que dieron con sus huesos en la cárcel.

Unos van y otros vienen, no falta gente en el camino…

Y efectivamente: “este era el momento” he leído, para el festival de goles que largó nuestra selección frente a los eslovacos, que se despacharon a gusto días antes sobre la torpeza de nuestros jugadores, sus contrincantes. Que si grupo primero, los segundos de los octavos, que si lo que haga uno favorece al otro…esto del campeonato europeo resulta todo un tejemaneje de algoritmos. Tan de moda…

Hablemos de comida, fútbol o política, qué bien se acomoda el tiempo. Sirve para todo.

Como el oráculo de Delfos: según vengan dadas lo usamos a nuestra conveniencia y nuestro antojo.

Liberalismo, heterodoxia y patriotismo. ¿Mirar al pasado o atisbar el futuro? Ojo con mirar demasiado no nos vayamos a perder el presente…por lo del “tomate” lo digo.

Doctora en Ciencias de la Educación, Licenciada en Filología Hispánica y Diplomada en Filología francesa. Actualmente Profesora de Lengua Española en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) donde ha desarrollado distintas responsabilidades de gestión.

Ha impartido cursos de doctorado y Máster en Didáctica de Segundas Lenguas en la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y en universidades extranjeras, entre otras: Wharton College, en la School of Law de Seattle University, Université de Strasbourg, y desde 2002, es profesora invitada en la Copenhagen Bussiness School de Dinamarca, en el Tecnológico de Monterrey (México), en la UNAM de DF (México) y en la Universidad de Ginebra (Suiza). Forma parte del claustro de la Universidad de Maroua en Camerún.

Destacan entre sus publicaciones, Con eñe, Lengua y Cultura españolas; Cuadernos didácticos para el guión de cine (C.D.G.); En el aula de Lengua y Cultura; Idea y redacción: Taller de escritura, y ediciones críticas de diferentes obras literarias enfocadas a la enseñanza: La tesis de Nancy, El conde Lucanor, Romancero, Fuenteovejuna…

Asiste como ponente invitada a congresos internacionales, entre los que destaca el último celebrado en La Habana sobre Lingüística y Literatura. Ha participado en la Comisión para la Modernización del lenguaje jurídico del Ministerio de Justicia y en diferentes Jornadas de Innovación docente. Dicta conferencias y publica artículos sobre la interconexión lingüística en traducción.

Su investigación se centra en la metodología de la enseñanza del español (lenguaje para fines específicos) y análisis del discurso.

Actualmente coordina el proyecto de investigación Violencia y Magia en el cuento infantil y forma parte del programa Aglaya sobre la investigación en mitocrítica cultural.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider