Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Otro crimen de odio más


La pasada madrugada del sábado, en la noche del 3 al 4 de Julio, trece individuos golpearon hasta la muerte a un joven homosexual de veinticuatro años, Samuel Luiz Muñiz, al grito de "maricón de mierda".

La víctima se encontraba en la calle con una amiga, haciendo una videollamada con una tercera persona. El principal agresor, al pasar junto a Samuel, le exigió que dejara de grabarle, a lo que la víctima respondió. A raíz de esta discusión, comenzó una pelea. El agresor, según cuenta la amiga del fallecido, se fue y regresó minutos más tarde, acompañado por doce individuos, que le propinaron una paliza al joven, dejándolo inconsciente en el suelo. Horas más tarde, Samuel fallecería en el hospital, después de que los médicos intentaran reanimarlo en vano.

Como es costumbre en circunstancias como esta, la ciudadanía ha mostrado su repulsa hacia el asesinato, y han exigido justicia para Samuel. Las redes sociales se han inundado de mensajes en contra de la homofobia y de apoyo tanto a la víctima como a su familia y amigos. Además, durante el lunes 5, se han dado varias concentraciones en diferentes puntos del país (Madrid, Bilbao, La Coruña, Sevilla, Barcelona, etc.).

Es una situación deplorable, que merece la repulsa de toda la sociedad. Porque matar a alguien por tener una orientación sexual diferente es repugnante. Pero es aún más deplorable que haya fuerzas políticas que se dediquen a criticar a las formaciones de izquierda por denunciar el asesinato, tal y como ha hecho Jorge Buxadé, de Vox, y que la formación política ha twitteado con un vídeo. Jorge Buxadé y, en definitiva, Vox, ha aprovechado el momento para, una vez más, expulsar su odio, hablando de los musulmanes, y comparando la situación de Teherán (Iran) con la de España. Porque, ya saben, da igual cuán podrida esté su manzana, siempre que la del otro lo esté aún más.

En estas circunstancias, a Vox le hasta con atacar a la izquierda y, en este caso, culparla del crimen, y de paso soltar su odio hacia los musulmanes. Lo cierto es que son los miembros de Vox quienes basan sus discursos en el odio, soltando perlitas tales como afirmar que los niños homosexuales necesitan atención psicológica, o que un niño debe tener un padre y una madre, y no dos tutores del mismo sexo.

Lo cierto es que estas actitudes son, de por sí, bochornosas, pero cuando se cometen en momentos como este, en el que hay un fallecido, el bochorno pasa a un segundo plano, y es sustituido por la rabia. Porque utilizar la muerte de un joven para escupir odio, es repugnante. No se pueden tolerar discursos del estilo de Vox, que están repletos de odio. Necesitamos construir una sociedad en el que la extrema derecha no tenga cabida, en la que se haga justicia para todas las personas agredidas y asesinadas por ser diferentes.

Estudia actualmente Ciencias Políticas y Gestión Pública en la Universidad del País Vasco. Es militante del PSOE desde el 2018 y simpatizante de la corriente interna del partido, Izquierda Socialista. Además, es también autor de una antología de diez relatos cortos de terror y suspense, 'Tormento a Medianoche', publicada en la Editorial Círculo Rojo, en 2021.