Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El drama migratorio no cesa


Debemos tener empatía y solidaridad con estas personas y recordar que se migra por necesidad y que todos fuimos y somos migrantes.

Hoy vengo a prestar atención a un fenómeno dramático que no se detiene ni en estos momentos pandémicos en los que vivimos: el drama humano de la migración. Los datos hablan por si solos, en los primeros seis meses de 2021 han cruzado el Canal de la Mancha tantos migrantes como en todo el 2020, el pasado lunes se batió el record diario de “pateras”.

En las aguas que bañan España la situación es análoga: las muertes de migrantes en el Mediterráneo se triplican en comparación con el año pasado (ACNUR) y la tercera parte de ellos se producen en las diferentes rutas que conducen a España (OIM).

Como vemos, la tragedia es constante, este martes al menos 57 migrantes perecieron ahogados en el Mediterráneo entre Libia e Italia, muertes que se suman a los 21.000 seres humanos que han perdido su vida en el Mare Nostrum desde 2013.

Frente a esto, ONGs, como Open Arms, hacen una labor heroica para salvar a muchas personas de un final terrible, trabajo que deberían hacer los Estados y las entidades supranacionales.

Además, estas organizaciones humanitarias son atacadas sin piedad por las formaciones políticas de ultraderecha y son cuestionadas por leyes, como la que se está tramitando en el Reino Unido, que criminaliza la solidaridad al convertir en delito el simple socorro de una persona en el mar, estableciendo, asimismo, centros de internamiento fuera de las fronteras británicas y penas de cárcel para los propios migrantes.

Urge que los Estados y todos los organismos supranacionales pongan fin a este drama humano y en vez de reprimir y criminalizar a los migrantes se centren en los derechos humanos de estas personas y en analizar las causas y orígenes que están detrás de la emigración: la desigualdad, la pobreza y la injusticia social.

Debemos tener empatía y solidaridad con estas personas y recordar que todos hemos tenido, en algún momento, la necesidad de migrar porque fuimos y somos migrantes, solo hay que recordar nuestro pasado, durante el franquismo, y el presente, con nuestros jóvenes buscándose la vida en Europa.

Secretario general de la UGT.