Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Las empresas españolas incorporarán la tecnología cuántica ya en "2 ó 3 años"


  • Escrito por Belén Molleda
  • Publicado en Capital

Las empresas españolas podrán incorporar ya tecnologías cuánticas de simulación y optimización en sus procesos productivos reales "en dos o tres años", después de los avances que se han producido en este campo y que ya se aplican con éxito en laboratorios.

Estas son estimaciones de Carlos Kuchkovsky, miembro del consejo asesor estratégico para el grupo sobre tecnología cuántica a nivel europeo, el 'Quantum Flagship', que integra 16 miembros, de ellos siete de empresas privadas, entre ellas la española Ametic -patronal de la industria digital-, que se sienta en este órgano junto a compañías como Ericsson (ST:ERICb) o Airbus (PA:AIR).

Kuchkovsky, que representa en este consejo a Ametic, se ha referido en una entrevista con EFE a las expectativas para España sobre la computación cuántica, en la que se deben distinguir entre la de "propósito general", es decir, la que sirve para resolver cualquier problema y la "quantum annealing" (algoritmos de temple cuántico) que se usa para casos específicos de optimización y simulación.

En este contexto, ha aludido al "annealing" (recocido) cuántico, que está funcionando con eficiencia ya en laboratorios. Se calcula que generará mejoras en los procesos de un 10 %.

Esta tecnología sirve para optimizar rutas de transporte; portafolios de inversión financiera o para la optimización en procesos, como de combinación de proteínas.

Empresas energéticas, de logística, telecomunicaciones y de finanzas ya la están probando. Se prevé que, de una forma progresiva, en "2 ó 3 años", ya esté implantada en entornos reales productivos de empresas.

Este tipo de computación "anniling" ofrece ventajas también para aumentar las capacidades del "machine learning" (aprendizaje automático).

"EN TRES AÑOS O NUNCA"

La cuestión sobre la viabilidad de la tecnología cuántica está en el siguiente peldaño, es decir, en la computación de "propósito general", la que sirve para resolver cualquier problema.

La duda está en si esta tecnología "será posible en tres años -por ejemplo- o nunca", afirma este madrileño, ingeniero informático, que explica que el principal problema de la computación cuántica son los errores.

De cara a un futuro, se barajan tres escenarios: el menos probable, que apunta que no se van a solventar nunca estos errores; un segundo, que defiende que esta tecnología madurará poco a poco; y, un tercero, que apunta a que habrá un gran descubrimiento que impulsará esta tecnología.

La mayoría se inclinan por una opción que está a caballo entre la segunda y tercera posibilidad, sin perder de vista la primera, que no se descarta al 100 %. Se van produciendo avances.

"En la historia de la humanidad, cuando se ponen tanto recursos en algo, la probabilidad de que funcione es alta. Empresas como Google (NASDAQ:GOOGL), IBM (NYSE:IBM), Amazon (NASDAQ:AMZN) o Honeywell (NASDAQ:HON) tienen planes para que en 2030 estén listos estos ordenadores cuánticos de propósito general.

AMETIC TRABAJA EN UN ESTRATEGIA PARA ESPAÑA

Ametic está trabajando con otras instituciones para que España disponga de una estrategia como país en tecnología cuántica. "Estoy seguro de que en los siguientes meses construiremos esta estrategia", afirma.

"España puede ser y continuar siendo uno de los líderes mundiales en estas tecnologías porque tenemos un talento diferencial formado en los últimos 20 años".

Los responsables en computación cuántica de las principales empresas del mundo -como IBM o Google- son españoles.

El consejo asesor del Quantum Flagship, que se creó en 2018, está integrado por 16 miembros, entre ellos Ametic, que acaba de renovar su presencia en este órgano, igual que Kuchkovsky que vuelve a representar a la patronal.

Su misión es ayudar a decidir la estrategia de tecnologías cuánticas, con la idea es situar a Europa para ser soberana en esta tecnología en 2030.

VENTAJA CUÁNTICA, MEJOR QUE SUPREMACÍA CUÁNTICA

Preguntado por si existe la supremacía cuántica frente a la computación tradicional, corrige inmediatamente y prefiere hablar de "ventaja cuántica", ya que el término supremacía tiene connotaciones "racistas".

Realizado este apunte, defiende que la "ventaja cuántica está ya demostrada". Google resolvió en 2019 en segundos un problema -sin ninguna aplicabilidad práctica- que un superordenador tardaría en resolver en 10.000 años y China hace unos meses acaba de resolver otro, con mayor aplicabilidad.