Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Los mosquitos y la mosca cojonera…no solo en verano


El 20 de agosto se celebra el día internacional del mosquito en memoria del británico Ronald Ross: descubrió que los mosquitos hembra son los responsables de transmitir la enfermedad de la malaria en los seres humanos.

Ungüentos, cremas, aerosoles, sprays…todo un abanico de repelentes que metemos en nuestra maleta según dónde vayamos a pasar estos días estivales.

Son un buen ejemplo de los famosos “por si acaso” que abultan y deforman los bolsos de viaje.

Los mosquitos…conviene evitar que se acerquen con intenciones más o menos aviesas. Se trata de espantarlos en cuanto oímos su leve zumbido que penetra hasta el fondo del tímpano, porque al menor descuido ¡¡zas!! Ya tenemos el picotazo.

A algunos nos producen alergia y otros ni se enteran. Y seguro que los vamos a encontrar. Y alguna mosca cojonera también.

Porque existir, existen: los hay en forma de programas infumables, revistas aburridas y lecturas soporíferas. Autopistas atascadas, playas saturadas, restaurantes sin mesa para comer algo y tiendas en rebajas. Perros que ladran insistentemente, niños llorones y familias alborotadoras. Son algunos de los “mosquitos” veraniegos.

Noticias terribles, declaraciones de políticos desde su sede de descanso, precios de la luz inasumibles, escándalos y corruptelas, juicios y alteraciones de la naturaleza. Vaya que si hay mosquitos.

Botellones incontrolados, contagios incontrolables, mascarilla a medio poner y marabunta humana sin distancia. Más mosquitos…

Ahí andan todos ellos, revolotean y… ojo avizor, con aire desaprensivo, al menor descuido, rodean a la presa y no la sueltan. Soy una víctima de ellos.

Resultan molestos. Dicen que acuden a la miel, al dulce…en verano frecuentan áreas sin filtrar coordenadas, y lo mismo da la zona septentrional que la meridional. Abarcan un amplio espectro de nuestra sociedad y no discriminan edad ni colores epidérmicos, profesiones, posición económica ni orientación religiosa o sexual.

Los mosquitos alteran el temple anímico y el físico, distorsionan el equilibrio de las relaciones humanas, favorecen los alaridos y el disgusto. Y no podemos deshacernos de ellos: uno y otro día, ahí están, recordándonos que ellos lo hacen mucho mejor, describiendo los errores de los otros, atacando al diferente, oprimiendo al débil… abusando, clavando el aguijón, lanzando puyas y pullas y con pocas ganas de compromiso e implicación.

Mosquitos…los hay pequeños y no tan pequeños, aunque sean minúsculos, perturban y fatigan. Su incomodidad la trasladan a los demás…tienen dos patas, bípedos, sobre todo. No son conscientes de los efectos adversos al chupar la sangre de sus iguales, los trastornos que se derivan del asedio constante y reiterado a quien no piensa, ni actúa como ellos.

Habrá quien afirme que son necesarios para el ciclo de la vida, pero me malicio que hoy mis líneas no se refieren a esos insectos alados.

Los mosquitos tienen el poder de estorbar, y mucho, como la mosca cojonera, porque igual que las meigas, haberlas haylas…

Sí, la pseudolynchia canariensis, existe…

Doctora en Ciencias de la Educación, Licenciada en Filología Hispánica y Diplomada en Filología francesa. Actualmente Profesora de Lengua Española en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) donde ha desarrollado distintas responsabilidades de gestión.

Ha impartido cursos de doctorado y Máster en Didáctica de Segundas Lenguas en la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y en universidades extranjeras, entre otras: Wharton College, en la School of Law de Seattle University, Université de Strasbourg, y desde 2002, es profesora invitada en la Copenhagen Bussiness School de Dinamarca, en el Tecnológico de Monterrey (México), en la UNAM de DF (México) y en la Universidad de Ginebra (Suiza). Forma parte del claustro de la Universidad de Maroua en Camerún.

Destacan entre sus publicaciones, Con eñe, Lengua y Cultura españolas; Cuadernos didácticos para el guión de cine (C.D.G.); En el aula de Lengua y Cultura; Idea y redacción: Taller de escritura, y ediciones críticas de diferentes obras literarias enfocadas a la enseñanza: La tesis de Nancy, El conde Lucanor, Romancero, Fuenteovejuna…

Asiste como ponente invitada a congresos internacionales, entre los que destaca el último celebrado en La Habana sobre Lingüística y Literatura. Ha participado en la Comisión para la Modernización del lenguaje jurídico del Ministerio de Justicia y en diferentes Jornadas de Innovación docente. Dicta conferencias y publica artículos sobre la interconexión lingüística en traducción.

Su investigación se centra en la metodología de la enseñanza del español (lenguaje para fines específicos) y análisis del discurso.

Actualmente coordina el proyecto de investigación Violencia y Magia en el cuento infantil y forma parte del programa Aglaya sobre la investigación en mitocrítica cultural.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider