Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Folclore y haute couture: del pueblo a la pasarela (Primera parte)


Maria Callas durante el rodaje de Medea. Maria Callas durante el rodaje de Medea.

Ya se ha anunciado la nueva edición de la Mercedes-Benz Fashion Week.

Pronta a celebrarse ya, la próxima semana es el momento de la edición de septiembre en Madrid.

Casi todo el engranaje preparado, la maquinaria “fashionista” a punto de levantar el telón, oigo flashes, pequeñas píldoras de márquetin seductor: apuesta emergente, tejidos sostenibles, diseñadores punteros y otros noveles, temporada primavera-verano prometedora…

Los encargados y los responsables de difundir tal evento han hecho acopio de la terminología más rabiosamente actual y la han lanzado a la pasarela.

Todo ello en busca de la normalidad, esa normalidad perdida y hallada poco a poco entre bastidores, en el backstage. Parece que toca a su fin las holografías, los vídeos artísticos, las imágenes fantasiosas y la fotografía proyectada.

En esta ocasión, todo va a ser real; de carne y hueso.

Y a mí me ocupa, incluso me preocupa, ver a las modelos, las tan afamadadas y denostadas “modelis”, no por ser conocidas, sino por su controvertida anatomía.

Se anuncian novedades para estos tiempos nuevos y me interesa mucho observar y comprobar hasta dónde llega todo eso: ¿mujeres normales con trajes normales? ¿Hombres normales con vestidos normales? ¿Ropajes reales como la vida misma?

O quizá vamos a asistir a la perpetuación de medidas corporales y parámetros físicos archiconocidos: casi transparentes, el espíritu de la golosina, un leve soplo y al suelo.

Ojalá presenciemos auténticos desfiles llenos de coherencia, sensatez, cordura…

Ojalá que el tallaje mínimo y escuálido brille por su ausencia. Los focos y las cámaras deberían plasmar caras sonrientes y no mentones pronunciados, ojos complacientes y no cuévanos frontales, extremidades alimentadas y no ligera osamenta producto de dietas poco mágicas, nada milagreras y muy perjudiciales para la salud. Esa salud tan deseada por todos, lo mejor que tenemos y que debemos preservar.

El otro día recibí una foto con la imagen de María Callas interpretando a la hechicera griega Medea, la única incursión cinematográfica de la diva.

Resulta curioso contemplar cómo Piero Tosi vistió a la cantante cual lagarterana, inspirado y fascinado por el atuendo popular de las féminas salmantinas, de las mujeres de La Alberca. Unos trajes folclóricos llenos de accesorios, opulencia y adornos que realzaban su figura.

En las concurrencias de los exclusivos salones de alta costura, o del “preparado para llevar”, insisten en disfrazar y disimular el cuerpo que pasea marcialmente y que a pasos agigantados cruza un espacio angosto con púbico ladeado. El cuerpo no es más que un mero soporte de telas, hilos, dobladillos, entredoses, tirantes, pespuntes y canesús hilvanados.

Para eso, basta con percheros.

La moda es industria, economía y negocio. Cultura y creación. Sin duda. Pero detrás y delante de todos sus entresijos hay personas que lucen con más o menos gracia, más o menos arte, el vestuario de autores que poco o nada piensan en la normalidad.

Me dirán que la moda es espectáculo: cierto. Como tal habrá que considerarlo: sin ánimo de vilipendiar la nueva convocatoria de la Moda, convendría volver los ojos a esos pueblos y tierras, localidades llenas de tradiciones tan esenciales para echar un vistazo y copiar: emular costumbres y carácter, genio y autenticidad. Modelos reales de hombres reales y modelos reales de mujeres reales.

Eso sí que es la pasarela saludable, sostenible. Presente y futura. .

Doctora en Ciencias de la Educación, Licenciada en Filología Hispánica y Diplomada en Filología francesa. Actualmente Profesora de Lengua Española en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) donde ha desarrollado distintas responsabilidades de gestión.

Ha impartido cursos de doctorado y Máster en Didáctica de Segundas Lenguas en la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y en universidades extranjeras, entre otras: Wharton College, en la School of Law de Seattle University, Université de Strasbourg, y desde 2002, es profesora invitada en la Copenhagen Bussiness School de Dinamarca, en el Tecnológico de Monterrey (México), en la UNAM de DF (México) y en la Universidad de Ginebra (Suiza). Forma parte del claustro de la Universidad de Maroua en Camerún.

Destacan entre sus publicaciones, Con eñe, Lengua y Cultura españolas; Cuadernos didácticos para el guión de cine (C.D.G.); En el aula de Lengua y Cultura; Idea y redacción: Taller de escritura, y ediciones críticas de diferentes obras literarias enfocadas a la enseñanza: La tesis de Nancy, El conde Lucanor, Romancero, Fuenteovejuna…

Asiste como ponente invitada a congresos internacionales, entre los que destaca el último celebrado en La Habana sobre Lingüística y Literatura. Ha participado en la Comisión para la Modernización del lenguaje jurídico del Ministerio de Justicia y en diferentes Jornadas de Innovación docente. Dicta conferencias y publica artículos sobre la interconexión lingüística en traducción.

Su investigación se centra en la metodología de la enseñanza del español (lenguaje para fines específicos) y análisis del discurso.

Actualmente coordina el proyecto de investigación Violencia y Magia en el cuento infantil y forma parte del programa Aglaya sobre la investigación en mitocrítica cultural.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider