Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Olivia Colman y Josh O'Connor ganan el Emmy de interpretación por "The Crown"


Olivia Colman y Josh O'Connor, los dos protagonistas del drama sobre la realeza británica "The Crown", se coronaron ayer domingo como mejor actriz y actor de una serie dramática en la 73 edición de los Emmy.

Colman, que ha encarnado en dos temporadas a la reina Isabel II, se impuso a su compañera de reparto, Emma Corrin, además de las actrices Elisabeth Moss ("The Handmaid's Tale"), Uzo Aduba ("In Treatment"), Jurnee Smollett ("Lovecraft Country"), Mj Rodríguez ("Pose").

Por su parte, O'Connor, quien da vida a un joven Príncipe Carlos, venció a Sterling K. Brown ("This is Us"), Regé-Jean Page ("Bridgerton"), Jonathan Majors ("Lovecraft Country"), Matthew Rhys ("Perry Mason") y Billy Porter ("Pose").

La británica Colman no pudo ocultar su sorpresa al recibir el premio, ya que en los últimos Globos de Oro el galardón fue para su compañera Corrin, quien interpreta a Lady Di.

"Muchas gracias, aposté dinero a que eso no pasaría", dijo la actriz arropada por el resto del reparto desde Londres, ya que no puedo viajar a Los Ángeles por las restricciones de la pandemia.

En su breve discurso, Colman dedicó el premio a su padre, fallecido meses atrás por el coronavirus. Lo mismo hizo minutos después su compañero de pantalla, O'Connor, al mencionar a sus abuelos sobre el escenario.

"Hacer 'The Crown" ha sido lo más gratificante de mi vida", aseguró antes de dar las gracias a su familia por poner orden en su "caótica carrera".

A principios de año, O'Connor ya recibió el Globo de Oro por ese mismo papel. La última temporada de "The Crown" ha sido recibida con aclamo de la crítica y su reparto se ha impuesto en casi todas las entregas de premios frente a los protagonistas de ficciones tan renombradas como "The Handmaid's Tale", "Pose" y "Perry Mason".

La 73 edición de los Emmy, los reconocimientos más importantes de la pequeña pantalla, se está celebrando este domingo en Los Ángeles (EE.UU.) con una gala presencial pero con aforo reducido por el coronavirus.