Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El desapego a la política


Queridos lectores, quienes estas letras escribe reivindica el valor de la política, y defiende que la inmensa mayoría de quienes se dedican a esta noble tarea de trabajar para la Comunidad son gente comprometida y honrada , personas que colocan en su escala de valores y en su ética la lucha los intereses generales por encima de la defensa egoísta los particulares.

Sin embargo es cierto que la deplorable tarea de un grupo minoritario en una actividad pública como es la política , y en una sociedad en la que todo se compra y vende provoca un desprestigio de los políticos , que pintan como los diablos de todas las maldades y un desapego hacia una de las actividades más nobles que puede desempeñar el ser humano.

Y esto es así , si ustedes tienen la curiosidad de asomarse al balcón de la actualidad en todas las organizaciones políticas, pero resulta injusto la falsa generalización, ni todos son iguales y frente a historias que resultan rechazables y escandalosas , hay ejemplos diarios y en todos los lugares que no justifican que lo que nos afecta a todos genere tales niveles de rechazo y disminuya los niveles de participación en el conjunto de la sociedad.

No es admisible que abra paso, por culpa de algunos miserables se emborrone quienes desarrollan una importante labor en la administración pública en beneficio de la ciudadanía . Estamos en pleno siglo XXI y en unas administraciones modernas y abiertas debemos facilitar la participación de la ciudadanía de forma accesible, comunicativa, comprensible, global y sometida al control y a la defensa de lo público.

De esta manera convertiremos a los ciudadanos en protagonistas de la gestión de los recursos que son de todos y todas , y disminuirá el desapego de la población hacia la política y la falta de valoración de las actuaciones de los políticos.

Uno de los fenómenos que más aburre a la gente, que más distancia a los electores de sus representantes es el mal funcionamiento de las Instituciones , y que se les someta a una serie de trámites repetitivos , innecesarios y obsoletos para garantizar el ejercicio de sus derechos.

Quienes están al frente de los poderes del Estado han de procurar aumentar la eficiencia de los procesos y reducir el tiempo de respuesta ante los problemas sociales . Y los esfuerzos deben ir encaminados a poner la tecnología digital no en una carrera de obstáculos sino al servicio de una democracia deliberativa , más participativa y comprometida en defensa del interés general, y no al “ande yo caliente”.

Sin embargo no es fácil , motivar a los ciudadanos y ciudadanas , ante un fenómeno de vaciamiento ideológico que desgraciadamente estamos viviendo en nuestra sociedad , en una política sin proyecto de futuro , simplista y cortoplacista. No resulta un ejemplo edificante ni un modelo pedagógico las sesiones de comparecencia del Gobierno de los miércoles, en el Congreso en el que el triunvirato de la derecha , formado por PP, VOX y CIUDADANOS , se dedica al grito y el insulto, en lugar de plantear propuestas alternativas.

La distancia entre POLITICA y CIUDADANIA , se va construyendo día a día de espaldas una de otra. Los ciudadanos se desentienden y la ciudadanía parece alienada , sin valores y sin utopías . Y muchas veces oímos como algunos actores del ejercicio público se reprochan que la salud, la educación o los servicios sociales se politizan, como algo malo y pernicioso, cuando se debería politizar aún más como servicios esenciales de la Comunidad.

Una de las cuestiones que más aleja a los contribuyentes del hecho político es las grandes decisiones que afectan a nuestra vida cotidiana , en demasiadas ocasiones no se tomen en los Parlamentos ni a través de los Ejecutivos , sino que proceden de otras instancias de poder que no han sido elegidas democráticamente , como los sectores financieros y económicos y no tienen que responder políticamente de sus actos.

Asistimos también a la implantación del individualismo y de la privatización de lo que nos corresponde a todos , y diera la impresión que ya no hay proyectos globales sino individuales . Se hace especialmente patente en muchas ocasiones el alejamiento de los partidos políticos de las necesidades de los ciudadanos y crece una sensación de falta de representatividad , por la propia dinámica del sistema electoral , por el sistema de partidos , por el lenguaje político , incluso por los debates ajenos a las preocupaciones de la gente.

Vivimos en un mundo en el que cada vez resulta más difícil formarse una opinión rigurosa de los asuntos públicos y donde algunos medios están transformando la comunicación política , en una especie de programa permanente de simplificar los mensajes, y como todo es contagioso., hay algunos responsables de las diferentes formaciones más interesados en colocar el mensaje, aunque este sea una brutalidad y una grosería en resolver los problemas de los electores.

Sin ir más lejos, un diputado de VOX, José María Sánchez tuvo que ser expulsado del Congreso por el Presidente Alfonso Rodríguez Gómez de Celis por llamarle “ bruja” a la diputada socialista Laura Berja cuando se estaba debatiendo una proposición de Ley para proteger del acoso a las mujeres que abortan en clínicas.

Tras tres advertencias y la indisciplina del Diputado no abandonando el Pleno , tuvo que suspenderse e ir a la bancada de VOX para tratar de persuadirá Sánchez para abandonar la Cámara . al fina y tras una conversación de varios minutos en la también estuvieron Macarena Olana e Iván Espinosa de los Monteros, se llegó a un acuerdo salomónico : se podía quedar si se retractaba de sus palabras.

Cuando Gómez de Celis reanudó la sesión , volvió a preguntar a Sánchez si retiraba su insulto contra la diputada del PSOW, a lo que el Diputado de VOX respondió afirmativamente tras haberse negado anteriormente a hacerlo .”Retiro que le he llamado bruja”, dijo dejando constancia de su expresión , con lo que la Presidencia levantó la sesión y le dejo quedarse. Con estos ejemplos, hay gente que pierde las ganas de votar.

Tal vez quienes se dedican a la política no deberían mirar para todas y hacer ejercicio crítico y autocrítico , y podrán constatar en muchos casos la falta de liderazgo democrático y la baja credibilidad de algunos políticos y líderes sociales , al igual que el déficit , incluso la ausencia de debates internos , así como la inexistencia de mecanismos fluidos entre política y sociedad , la profesionalización de los cuadros medios y los sistemas de promoción y el espíritu sectario , incluso fanático de los mismos. Son poicos , pero hacen mucho daño.

Resulta inadmisible para la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas la corrupción política y la impunidad de algunos casos de corrupción , así como el pasado político no democrático de algunos personajes y su escaso talante democrático generan un gran desencanto que puede transformarse en desafección , sobre todo si encima con sus relatos entre las fábulas y las mentiras intentan tomarnos el pelo.

Hace unos días leía que la ex Secretaria General del PP ; María Dolores de Cospedal cargaba duramente contra la Fiscalía en un escrito donde le acusaba de tener una “idea preconcebida” contra el partido, se refería logicamente al PP , en el caso Kitchen para continuar investigando a toda costa.

Curiosamente tanto ella como su marido López del Hierro describían su relación con el ex Comisario Villarejo como de quedar de vez en cuando a tomar café y ponerse al día subrayando que eran reuniones de carácter social en las que” comentaban cuestiones de la actualidad política y judicial del momento”

Estoy seguro que con este pequeño análisis entenderán ustedes el desapego de algunos ciudadanos por la política , y que corregir esta apatía y desinterés , depende de todos, de que ejerzamos nuestros derechos y los políticos rindan cuentas permanentemente de sus actuaciones. A más participación menos desapego.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider