Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Un congreso demasiado socialdemócrata y muy poco socialista


Fin del 40 Congreso del PSOE. Qué tiempos aquellos cuando los congresos duraban media semana, y había que coger días de las vacaciones de verano para poder asistir. Ahora el trabajo congresual se despacha en un solo día, y se deja la mañana del otro para las fotos y los discursos de clausura. En fin.

El congreso discurrió por los carriles esperados. Ideológicamente no anuncia ninguna novedad, reitera la voluntad de acabar con las contrarreformas del PP... algún día, y da por finiquitada la guerra interna por el poder en el partido, con la rendición pactada de los jarrones chinos y de los barones territoriales antes infieles.

Pedro Sánchez conforma pues una ejecutiva a su gusto, y ahí se ve una nueva generación de barones nacidos de la anterior pero resignados a formar tras el triunfador, que como los césares históricos ha sabido ser generoso en la victoria. Quizá excesivamente generoso, incluso.

El pacto es tan notorio que, por ejemplo, en la nueva Ejecutiva Federal estará Pilar Alegría, mano derecha del presidente aragonés Javier Lambán, quien durante años se ha distinguido por su fobia a Sánchez y al movimiento de bases que le aupó de nuevo a la secretaría general del partido. El mismo Lambán que este fin de semana se dejaba retratar casi amoroso con Sánchez, es el que intentó descalificarlo políticamente llamándolo "rojo"... en un Comité Federal del PSOE.

Hay dos cosas en la clausura de este congreso que no me han gustado nada.

Una, la desmedida y extenuante apelación continua a la socialdemocracia, una fórmula políticamente agotada hace años, por más que actualmente conozca un cierto "revival" ante el desfondamiento de las políticas de derechas contra las sucesivas crisis. El PSOE es un partido cuyas bases se manifiestan como socialistas siempre que tienen opción de hacerlo, y rechazan la socialdemocracia como ideología, aunque no como práctica de gobierno. Sánchez debería recordar que, si está donde está en el PSOE, es gracias a quienes defienden el socialismo transformador como identidad programática del partido y no el reformismo capitalista propio de los socialdemócratas ideológicos. Todos los análisis demoscópicos serios que se han realizado desde hace décadas coinciden en que una mayoría de españoles se definen ideológicamente como socialistas, mientras que los socialdemócratas son una opción numéricamente inferior a liberales y conservadores; y si se mira solo en la izquierda, el predominio de la identificación personal como socialista frente a opciones como socialdemócrata, comunista u otras, resulta abrumador.

La segunda cosa que no me gustó del congreso socialista fue que durante la interpretación de La Internacional ꟷun himno recuperado en actos del PSOE gracias al actual secretario generalꟷ, Sánchez no sabía dónde meter las manos para evitar levantar el puño. Había que ver también el modo dubitativo con el que lo alzaba algún ministro. Son detalles de comunicación no verbal, que suelen resultar más significativos que lo que se verbaliza en los discursos. Las imágenes, ya se sabe, acostumbran a valer más que mil palabras.

Escritor. Ha publicado varios libros sobre literatura de viajes, investigación en historia local y memoria colectiva contemporánea. Algunos de sus títulos son “Un castillo en la niebla.Tras las huellas del deportado Mariano Carilla Albalá” (sobre la deportación de republicanos españoles a los campos de exterminio nazis), “Las cenizas del sueño eterno. Lanaja, 1936-1948. Guerra, postguerra y represión franquista en el Aragón rural” (sobre la represión franquista), y la novela “El cierzo y las luces” (sobre la Ilustración y el siglo XVIII).

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider