Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Denuncian la falta de transparencia en la amnistía de Birmania


La organización Human Right Watch (HRW) denunció este jueves la falta de transparencia de la amnistía anunciada esta semana por la junta militar birmana y la nueva detención de algunos de los presos políticos liberados, muchos menos de los que se prometieron.

La junta militar anunció el lunes que liberará a 5.635 personas arrestadas por su participación en las protestas contra el golpe de Estado del pasado 1 de febrero, que acabó con el gobierno electo de Aung san Suu Kyi.

Desde entonces se han visto a diario autobuses saliendo de las cárceles con decenas de reos ante la mirada expectante de cientos de familiares y amigos que esperaban reunirse con ellos.

HRW denuncia sin embargo que la junta no ha proporcionado la lista de liberados ni su ubicación y señala que solo se había podido confirmar la liberación de 189 prisioneros, incluidos 14 periodistas, según los datos de la Asociación de Asistencia a Presos Políticos (AAPP), una organización no gubernamental local que ha documentado arrestos, enjuiciamientos y liberaciones desde el levantamiento militar.

"La liberación parcial de detenidos injustamente retenidos no debe distraer la atención del gobierno atrozmente abusivo de la junta, que no ha cambiado", dijo Linda Lakhdhir , asesora legal para Asia de Human Rights Watch.

La organización humanitaria denuncia además que algunos de los liberados ya han sido arrestados nuevamente como es el caso de once de las 38 personas puestas en libertad en la ciudad de Meiktila, incluido un exparlamentario.

HRW relata que fueron arrestados de nuevo inmediatamente después de su liberación y ahora enfrentan posibles cargos en virtud de la Ley antiterrorista de Birmania.

"La falta de transparencia de las autoridades y el arresto inmediato de algunos prisioneros liberados refuerzan la necesidad de mantener la presión para liberar a todos los presos políticos", dijo Lakhdhir, que señaló que las cifras reales pueden resultar mucho más bajas de lo que se afirma.

La junta anunció ya haber puesto en libertad a más de 2.000 prisioneros en junio, pero la AAPP solo pudo verificar la liberación de 372.

Entre las personas de mayor perfil que salieron de la cárcel esta semana se encuentran un puñado de miembros del partido Liga Nacional para la Democracia, que encabeza la depuesta líder Aung San Suu Kyi, y que controlaba el Gobierno antes del golpe de Estado del 1 de febrero.

Ni Suu Kyi, quien permanece arrestada desde primeras horas de la asonada y afronta varios procesos judiciales iniciados tras la sublevación militar, ni el expresidente, Win Myint, u otras personas vinculadas con la premio Nobel de la Paz, están de momento entre los liberados.

En los ocho meses transcurridos desde el golpe, la junta ha arrestado a más de 9.000 personas, y más de 7.100 permanecía detenidas el 19 de octubre, mientras la cifra de muertos por la brutal represión ejercida por policías y soldados alcanza los 1.181, según los datos de la AAPP.

El Ejército justifica el golpe de Estado por un presunto fraude masivo durante las elecciones generales del pasado noviembre, cuyo resultado ha sido anulado y en las que el partido de Suu Kyi arrasó, como ya hizo en 2015, con el aval de observadores internacionales.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider