Quantcast
EL PERIÓDICO
Edición: ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
Apóyanos ⮕

De provincias, de la capital…pura extranjería


Estos días estamos recibiendo en casa a una amiga de mi hija. Catalana. De Barcelona (la amiga, claro). Ha venido a pasar el puente a Madrid. Destaco las dos ciudades porque en ningún caso ha pronunciado la palabra “capital”, lugar que visita, ni “provincia” de la que es oriunda.

Las noticias se hacen eco de algo palmario y notable: el primer destino de viaje y movimiento prevacacional navideño, la capital Madrid, llena de “turistangas” como dicen los madrileños (sean de la ciudad o no).

Así lo anuncian los medios de comunicación; luego apostillan “además de Madrid, Valencia, Málaga…” que también son capitales, capitales de sus provincias respectivas, pero la redacción suena a “segundona”; no sé si los visitantes que acaparan calles, museos, espectáculos, tiendas… venidos del extrarradio peninsular (las islas son foco de atracción también) se sienten provincianos, atendiendo al más genuino sentido de la palabra.

Hay cierto tufillo de aldeano, pueblerino (y eso que ahora se asiste a una revalorización del campo, latu sensu)…

En más de una ocasión, en el metro (de Madrid, por supuesto) se oye: “¡¡eh!!, el de provincias, ¡¡que se ponga a la derecha!!” Son las reglas del transitar por el suburbano: si no quieres subir las escaleras mecánicas a toda leche, colócate pegadito a la diestra para dejar el lado izquierdo a los velocípedos que ascienden de dos en dos peldaños y muchos rezongando: “¡estos provincianos!”

Imagino qué sería de los españolitos si en el underground londinense nos gritaran algo parecido, pero ubicados a la contra. Seguro que nos oiríamos: “¡spanish people!”, o sea, extranjeros… Pero, ¿quiénes? ¿quiénes son los extranjeros? ¿Los británicos o los españoles? Cuestión de óptica y perspectiva, no de origen ni de lugar de residencia.

Cuando hablo con mis colegas profesores de idiomas, que no son nativos, o sea, aborígenes de España, tengo mucho cuidado en no tratarlos de “extranjeros”; más de uno me ha espetado: “extranjero”, ¿para quién? …

Vaya con la palabrita, vaya con los matices, vaya con la piel tan fina que tenemos todos los de aquí, los de allá y los de acullá.

Parece que eso de la extranjería tiene un mal pasar y un peor llevar. Me veo recurriendo al circunloquio (muy mediterráneo eso de andarse con rodeos) tan eufemístico que hace referencia al que no es de un lugar concreto, calificándolo, “de fuera”.

Pero, “de fuera?”, ¿de qué fuera? …y ahí es donde se impone el nombre propio de la ciudad, pueblo, aldea, localidad…lo que más le guste a uno, lo que le brote en ese instante.

La amiga de mi hija recalca con orgullo catalán, que ella es de Barcelona y mi hija de Pamplona. Las dos son de provincias; no tengo tan claro que ninguna de ellas sea “más de provincias –mutatis mutandis- que las amapolas”, modismo muy llamativo por el matiz derogativo que añade a las flores tan opiáceas ellas, pero me consta que llevan a gala el nombre concreto de su origen y lo exhiben allá por donde van, sea Madrid o Bergen. ¡¡Qué curioso!!: en esa ¿ciudad? ¿localidad? ¿pueblo? de Noruega se conocieron ambas y fácil resulta imaginarlas que de “provincianas” nada, de “extranjeras”, poco y mucho, sin duda, de Barcelona, y Pamplona: capitales donde las haya.

Doctora en Ciencias de la Educación, Licenciada en Filología Hispánica y Diplomada en Filología francesa. Actualmente Profesora de Lengua Española en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) donde ha desarrollado distintas responsabilidades de gestión.

Ha impartido cursos de doctorado y Máster en Didáctica de Segundas Lenguas en la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y en universidades extranjeras, entre otras: Wharton College, en la School of Law de Seattle University, Université de Strasbourg, y desde 2002, es profesora invitada en la Copenhagen Bussiness School de Dinamarca, en el Tecnológico de Monterrey (México), en la UNAM de DF (México) y en la Universidad de Ginebra (Suiza). Forma parte del claustro de la Universidad de Maroua en Camerún.

Destacan entre sus publicaciones, Con eñe, Lengua y Cultura españolas; Cuadernos didácticos para el guión de cine (C.D.G.); En el aula de Lengua y Cultura; Idea y redacción: Taller de escritura, y ediciones críticas de diferentes obras literarias enfocadas a la enseñanza: La tesis de Nancy, El conde Lucanor, Romancero, Fuenteovejuna…

Asiste como ponente invitada a congresos internacionales, entre los que destaca el último celebrado en La Habana sobre Lingüística y Literatura. Ha participado en la Comisión para la Modernización del lenguaje jurídico del Ministerio de Justicia y en diferentes Jornadas de Innovación docente. Dicta conferencias y publica artículos sobre la interconexión lingüística en traducción.

Su investigación se centra en la metodología de la enseñanza del español (lenguaje para fines específicos) y análisis del discurso.

Actualmente coordina el proyecto de investigación Violencia y Magia en el cuento infantil y forma parte del programa Aglaya sobre la investigación en mitocrítica cultural.

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider