HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Cambios urgentes para garantizar la sanidad pública


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Llevo varios años haciendo un seguimiento de la sanidad pública, preocupado especialmente por los déficits en Cataluña, comunidad en la que resido. Y dentro de Cataluña, todavía es más preocupante la situación en todo el espacio del mundo rural. Hemos perdido en cantidad y calidad, y todo indica que estamos muy lejos de recuperarlas.

Las cifras, a nivel general de país, dan titulares realmente impactantes. Veamos algunos. En la próxima década se jubilarán 90.000 profesionales. Hay 20.231 médicos con más de 65 años en activo, y 70.495 en la franja entre 55 y 65 años. Son muchos los profesionales que abandonan el país, hacia otros destinos más prósperos. Desde 2011, 31.149 médicos especialistas han solicitado certificado de idoneidad para poder salir de España a ejercer.

Podría seguir con otros muchos titulares de diversos medios de comunicación especializados en el tema, como para demostrar que la situación es altamente preocupante. Y de momento no apreciamos cambios profundos ni vías adecuadas para hacer frente a esta problemática. En España hay 46 Facultades de Medicina, de las que salen 7.000 licenciados al año. A la vista de las cifras mencionadas, su número debería incrementarse notablemente. Y no es así.

¿Por qué no hay reacción a esta situación? No tengo otra explicación que la típica y tópica de nuestro país. Todo va lento, todo necesita de amplios y concienzudos estudios, antes de actuar. Muy bien, pero queda claro que, si esperamos un poco más, en el mientras tanto, nos quedaremos sin profesionales sanitarios. Y candidatos hay, más todavía, en medio de la pandemia que ha despertado vocaciones como podemos ver, en el número de estudiantes que piden ir a Medicina, pero no encuentran plaza.

¿Cómo es posible? Pues por la tardanza en la reacción. La nota de corte es muy, muy, alta con lo cual miles de estudiantes no encuentran plaza. Realmente injusto y anacrónico, si hacen falta. Formar un médico precisa de entre siete y diez años. Si ahora mismo ya tenemos déficit, qué pasará dentro de 8 o 10 años. O se actúa ahora mismo, o llegaremos tarde como de costumbre. Y en eso nos jugamos nuestra salud. No es poca cosa.

Los expertos piden acciones en varias direcciones. La primera consiste en valorar más y mejor a nuestros profesionales, de manera que cortemos la sangría que supone su pérdida, por emigración hacia otros países. Una segunda, consiste en una especie de “operación retorno” para recuperar a algunos de los miles, emigrados. Una tercera supone bajar notas de corte y al mismo tiempo ampliar plazas en todas las Facultades, ni que sea de forma provisional, para los próximos años.

Esto en lo que respecta a licenciados en Medicina, pero acciones similares hay que llevar a cabo a nivel de Enfermería, donde las cifras son parecidas a las de médicos. Es todo el sistema de Salud que padece los graves déficits. Entonces, hay que actuar en todo el conjunto.

Volviendo a Cataluña, la preocupación es mayor porque no se ve ninguna reacción potente para resolver el problema. Ahora mismo podemos constatar como el presupuesto de la Generalitat aumenta un 17 % en los ingresos, y, sin embargo, el Departamento de Salud solo lo hace en un 4%. Todo indica que ya les parece bien a los partidos de gobierno el desvío de atención sanitaria, hacia las mutuas y sanidad privada. ERC se dice de izquierdas, pero realmente se encuentra muy cómoda en las políticas de derechas.

Las consecuencias de esta desatención a la sanidad pública, se constata, sobre todo, en todo el mundo rural, donde disminuye la presencia de los profesionales de sanidad, hasta límites realmente insostenibles. Poco a poco va creciendo la indignación por ser considerados ciudadanos de tercera. La excusa de falta de profesionales va bien a CatSalut, para rebajar prestaciones.

Pero ver como el gobierno catalán gasta mucho, en multitud de nimiedades, demuestra la falta de interés en resolver la problemática. Habrá que esperar a las elecciones municipales de 2023 para ver caer a muchos equipos de gobierno de los partidos independentistas para que se den cuenta de los costes políticos que ha supuesto esta racanería en la sanidad pública. No falta mucho para verlo.

Presidente del Consejo de la Federación XI del PSC-PSOE. Ex alcalde de Borredà ( Barcelona) y ex diputado del Parlament de Cataluña.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider