HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

De Versalles a La Palma. Conferencias sobre la sociedad de las catástrofes


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Estos últimos días se han producido dos conferencias, una al principio de la primera guerra europea del siglo XXI y la otra al final de la reciente erupción del volcán de La Palma. Un Consejo Europeo en Versalles que los Presidentes y Jefes de Estado han dedicado a la seguridad económica y militar, a la desvinculación del gas de los precios de la energía, así como a la acogida de más de dos millones de refugiados en Europa, como consecuencia de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, en el contexto de lo que es apenas la salida de una pandemia de una magnitud sin precedentes en este siglo.

La otra, una Conferencia Sectorial con la participación del Presidente del gobierno central y de los Presidentes gobiernos de las CCAA como merecido homenaje a la entereza y la respuesta solidaria de los ciudadanos y los servidores públicos durante la erupción del volcán de La Palma. Pero también una reunión para hacer frente de forma unitaria a las más que previsibles consecuencias energéticas, económicas y humanitarias catastróficas de la guerra en Ucrania. Por lo pronto con miles de víctimas entre soldados y civiles, la destrucción de ciudades, equipamientos e infraestructuras civiles en Ucrania y un saldo enorme de refugiados, dentro de una invasión y ocupación contrarias al derecho internacional y realizadas además mediante la estrategia inhumana de la destrucción y el pavor.

Una guerra que en sus primeros días ya ha cambiado las relaciones internacionales establecidas desde el final de la guerra fría, y que ha provocado la contundente condena, las duras sanciones y la unidad y solidaridad europeas, incluido el envío de armamento ofensivo. Putin ha amenazado con incrementar la respuesta, con el riesgo de la escalada nuclear.

La invasión ya frena en estos momentos la recuperación económica Europea, sobre todo como consecuencia de los efectos de las sanciones económicas frente a Rusia y del incremento de la inflación por la alta dependencia energética del gas y del petróleo rusos, pero también por el encarecimiento del conjunto de las materias primas provenientes de la zona de conflicto.

En este sentido, la Conferencia de La Palma ha consensuado una declaración de apoyo a la condena de la invasión de Ucrania junto a un plan para paliar los efectos de la guerra en materia de rebaja energética y de apoyo a los sectores económicos más afectados.

En definitiva, nos encontramos en una transición acelerada de la sociedad líquida a las turbulencias y las explosiones propias de la sociedad de las catástrofes, simbolizada tanto en la pandemia como en la situación de La Palma, a raíz de la erupción del volcán de Cumbre Vieja, y ahora en la invasión rusa de Ucrania. El tránsito de la sociedad del riesgo y la incertidumbre a la de los sobresaltos, las catástrofes y la fragilidad.

En cuanto a las relaciones internacionales, del mundo unipolar que sucedió a la guerra fría, vamos camino de nuevo hacia un mundo bipolar y en la ambigüedad de la transición es cuando aparece el monstruo de la guerra.

Los llamados cisnes negros, previsiones no por más anunciadas menos inesperadas, que comenzaron con crisis financiera internacional de 2011, luego con la pandemia de la covid19 y ahora con la guerra en Europa.

Todo, cuando se cumplen los dos años desde el inicio de la pandemia, se estabiliza la pendiente declinante de la sexta ola y con ello se presiente el final de la pandemia en Europa.

Médico de formación, fue Coordinador General de Izquierda Unida hasta 2008, diputado por Asturias y Madrid en las Cortes Generales de 2000 a 2015.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider