HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Sobre el individualismo, reflexionando con Manuel Sales i Ferré


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Manuel Sales i Ferré (1843-1910) fue un sociólogo, arqueólogo e historiador catalán, siendo discípulo de Julián Sanz del Río, y que llegó a desempeñar la Cátedra de Sociología en la Universidad Central. En Vida Socialista hemos encontrado un texto publicado al año siguiente de su fallecimiento, es decir, en 1911 sobre el individualismo, hallando, de nuevo, un material para la reflexión actual, fieles a nuestro método en la sección de opinión.

Para Sales i Ferré el resultado de la transformación de la timocracia (forma de gobierno en la que solamente participan los que poseen una determinada renta) había sido un evidente aumento de la riqueza. Se habían multiplicado los descubrimientos científicos, la producción se había centuplicado, el capital había crecido en proporciones colosales y las naciones habían llegado a un grado de bienestar no soñado anteriormente. Pero al lado de este evidente progreso, realmente, el bienestar no era la regla, sino más bien la excepción porque la riqueza estaba en manos de una minoría. En vez de la igualdad y la libertad prometidas, otra vez imperaba la opresión y la servidumbre, agravada por la relajación de los vínculos sociales. Bueno, el amable lector considerará, con algunas salvedades, que parecen unas observaciones no muy alejadas, a pesar de estar escritas hace más de un siglo.

Y eso era fruto del individualismo. ¡Ay!, ¿no nos suena al neoliberalismo de nuestro presente?, pero no se olvide que este texto es centenario.

El individualismo habría entregado a la sociedad a una lucha donde la justicia y la piedad eran un estorbo para el triunfo. El individualismo mataba los nobles impulsos en el orden moral y hasta las modestas iniciativas en el orden económico, ya que los pequeños industriales y comerciantes eran absorbidos por los grandes en una suerte de monopolio de la producción y el consumo, en un nuevo feudalismo, aunque de carácter industrial, peor que el medieval.

Además, estaba la “bancocracia” (por favor, que el escrito es de hace más de cien años), ya que los gobiernos contraían una interminable serie de empréstitos. Estaríamos ante el feudalismo bancario.

Había, y siempre según nuestro sociólogo, un feudalismo político con elecciones convertidas en “infamante mercado”, partidos peleándose por la mera posesión del poder, representantes traficando su influencia, cargos públicos conferidos como premio a servicios personales o de partido. Habría una administración desmoralizada, una justicia cohibida, se conculcaban las leyes y la arbitrariedad se había erigido como sistema.

Ante la trilogía feudal: industrial, bancaria y política las naciones se habían fragmentado en dos clases extremas: una plutocracia soberana por encima, y que gozaba de todas las ventajas obtenidas en todos los campos, y abajo un ejército de trabajadores, sumidos en la ignorancia, condenados a salarios de hambre, en una vida de sufrimiento y padecimiento.

El individualismo había llevado a las naciones al borde del precipicio, se había retrocedido. Las naciones peligraban, pero por un factor o agente destructor nuevo, el egoísmo del capitalismo. Para salvarlas, -¡qué curioso!, apuntamos nosotros- estaba la sociedad que debía reaccionar. Y, fíjese amable lector que esto podría ser argumentado por los nuevos populismos de extrema derecha, que claman contra la destrucción de las naciones. Pero Serra nos salva, explicando que la sociedad solamente podía ser salvada -valga la redundancia- por el socialismo.

Había que hermanar, en su opinión la libertad del individualismo con la solidaridad del socialismo, un problema que, a su juicio, debía resolver la sociología, ya que la cuestión no era solamente económica.

Con algunas reservas, y salvedades, de nuevo un texto que, al menos, nos invita a la reflexión sobre el individualismo o nuestro actual neoliberalismo y la izquierda.

Seguiremos con nuestros ejercicios.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

El republicanismo en España
El Antiguo Régimen. Sus estructuras sociales, económicas y políticas
El tiempo de las Revoluciones. De 1820 a 1848
Historia del socialismo español
La España del Siglo XVIII. Luces y sombras del reinado de los borbones
Del abrazo de Vergara al Bando de Guerra de Franco
Episodios que cambiaron la Historia de España

Más en esta categoría: « Los espías, espían Aquí y allá »

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider