HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Los retos de los jóvenes en las redes sociales


(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Acta est fabula. El espectáculo ha terminado. (Suetonio, Vida de Augusto, 99, 1)

En el día a día, las jóvenes generaciones se apasionan con retos de todo tipo, que se hacen notar sobre todo en Instagram y TikTok. Pero, ¿qué explica el éxito de estos retos entre los menores de 30 años? Para los jóvenes que son más intrépidos, sus desafíos se convierten en peligrosos. Entre los muchos retos comprometidos que asumen los jóvenes en las redes sociales, se encuentran los juegos de no oxigenación, como el juego de la bufanda o el del tomate, que consisten en provocar un desmayo por estrangulamiento. Suelen jugarse en grupo y los jóvenes se filman a sí mismos y cuelgan los vídeos en las redes sociales.

Los retos de agresión, que forman parte del ciberacoso. Es el caso del happy slapping (bocados alegres) que consiste en abofetear a un amigo y filmar la escena para colgarla en internet. El sharking) (de la palabra "tiburón), es una variante en la que el agresor arranca la camiseta o la falda de una chica mientras graba la acción.

Juegos de desafío en la línea de "Cap' ou pas cap'?" como el balconing salvaje (balcón salvaje), en el que los jóvenes saltan a una piscina desde el balcón de su hotel. Otro reto peligroso es la navegación en tren (surfear en el tren), en la que te encuentras en un tren subterráneo.

En TikTok,1 observamos el aumento de un reto por semana o así. Desde el Boom Boom Challenge hasta el #FrozenHoneyChallenge y el TikTok Towel Challenge, los retos que triunfan se suceden pero no son iguales. Entonces, ¿por qué atraen tanto a las nuevas generaciones? Es muy sencillo, hoy en día, casi todos los elementos de la vida cotidiana pueden transformarse en un reto potencial. Lo que caracteriza a los retos en línea que atraen a la generación más joven es que son muy efímeros: uno sigue al otro en un ciclo infinito. En este sentido, es importante saber que, en la mayoría de los casos, los desafíos en línea tienen una vida de no más de unas pocas semanas o incluso días. Esto significa que, en este contexto, seguir las tendencias no es fácil. Además, a menudo los retos más populares surgen de la nada: nadie podría predecir hasta qué punto se convertirán en un fenómeno pocos días antes de hacerlo. Las redes sociales tienen un efecto de bola de nieve que impulsa un reto a la palestra en cuestión de horas y días, al igual que tiene el poder de devolver un reto a la sombra en muy poco tiempo. Y eso es precisamente lo que les gusta a los jóvenes: ¡los retos rompen la rutina!

Es obvio que lo que atrae a las nuevas generaciones en la propagación y realización de retos de todo tipo en TikTok, Instagram y demás, es el hecho de que aportan un poco de picante y diversión a sus vidas. Es simple, pero es cierto. Varios estudios han demostrado que los menores de 35 años son los que más temen el aburrimiento y la rutina en su vida diaria. Por lo tanto, son los más propensos a ceder a la llamada de estos retos para dar un toque de locura a su día. Cuanto más inusual y sorprendente es, más les tienta. Como nota al margen, es importante recordar que, como han demostrado todas las investigaciones sobre la generación más joven, los Millennials y los Gen Zers dan un gran valor a todo lo relacionado con los compañeros. La adolescencia es la época de la vida en la que más nos importa lo que piensen nuestra familia, amigos y compañeros de clase. Por eso, en cuanto un reto se hace viral, es importante que los jóvenes sigan la tendencia, como para marcar que forman parte de ese grupo "cool" que ha entendido y triunfado en el reto del momento.

En resumen, el reto permite a las personas identificarse con un grupo, y esto es aún más cierto cuando el reto en cuestión trata de la identidad. Además, para Michel Fize, (¿Adolescencia en crisis?: por el derecho al reconocimiento sociaL, o Los Adolescentes, entre otros) sociólogo especializado en cuestiones de adolescencia y juventud ha explicado que "el desafío forma parte simplemente de la forma de ser cuando uno se convierte en adolescente". Según él, "es una forma de afirmarse, de ser conocido y reconocido. Internet ofrece ahora la posibilidad de que los retos dejen de limitarse a los deportivos y estén disponibles también en formato digital. Sin embargo, hay que tener cuidado de no generalizar, hay jóvenes que necesitan sensaciones fuertes para sentir que existen, pero hay muchos otros que no lo necesitan". De ahí la aparición de retos muy diferentes entre sí, algunos más sensacionales que otros. Y claramente, no va a parar.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 1Aunque el texto de hoy no quiero centrarlo en la familia y la detección, quisiera recordar que "Como padres, lo primero que hay que hacer es informarse sobre los retos y juegos peligrosos que existen y supervisar la práctica de sus hijos, sobre todo de los más pequeños", insiste. Por ejemplo, en TikTok hay una función de control parental que te permite vincular tu cuenta a la de tus hijos, para que puedas controlar sus ajustes de seguridad desde tu propio teléfono. Puedes, por ejemplo, restringir ciertos contenidos o establecer límites de tiempo de pantalla. También puedes actuar denunciando los vídeos con retos peligrosos para que las plataformas sociales los retiren.

Doctora en filosofía y letras, Máster en Profesorado secundaria, Máster ELE, Doctorando en Ciencias de la Religión, Grado en Psicología, Máster en Neurociencia. Es autora de numerosos artículos para diferentes medios con más de cincuenta publicaciones sobre Galdós y trece poemarios. Es profesora en varias universidades y participa en cursos, debates y conferencias.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider