Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Déjà Vu

La actualidad es tan efímera como el presente. En la sección Déjà Vu recuperamos textos de antiguas publicaciones progresistas a modo de propuesta para la reflexión. Pasado y presente intercambian sus realidades. El hoy se analiza desde el ayer donde la dialéctica se constituye en el devenir mismo de la realidad.

El feminismo laborista

“Las noticias que recibimos de Gran Bretaña llena de alegría nuestro corazón de socialistas y de mujeres. Se reunió la conferencia nacional durante los días 27 y 27 de mayo, en Birmingham, concurriendo 861 delegadas, con entusiasmo superior, si cabe, al del año anterior, y acreditando plena madurez política en las que tomaban parte en el Congreso. Resultó, en todo el valor de la palabra, una conferencia constructiva.

El pesimismo

“El pesimismo es una triste herencia teológica. Yo soy optimista, porque creo en los destinos de mi raza, creo en la ciencia, creo en el progreso, creo en el porvenir de mi patria. Soy optimista porque creo que la felicidad no está en el cielo, sino en la tierra; no está fuera de nosotros, está en nosotros mismos. El poeta francés Sully Prudhomme, para hacer felices á dos personajes de uno de sus poemas los alejó de los hombres. Es un contrasentido, dicen, que la ciencia ha salido armada de la cabeza de Minerva; es necesario que la felicidad salga armada de nuestros corazones y de nuestras voluntades.

Nueva orientación

“En las crisis económicas como en todos los desarreglos pasajeros ó crónicos en que viven envueltos actualmente los países civilizados, quien en última instancia sufre las peores consecuencias, sobre quien repercuten todos los males, es sobre el productor directo: el trabajador.

Nuestro socialismo

“El Socialismo no es una simple teoría inspirada por el sentimiento. Es ante todo, en su forma colectivista, una doctrina científica. El «colectivismo», que, según ha dicho el elocuente Jaurés, es la «forma palpable y única» del Socialismo, está de acuerdo con la moderna evolución económica, con la marcha natural de la sociedad capitalista; no funda sus principios sobre el socialismo idealista en sentimientos humanitarios ó en palabras generales, tal como lo hacían los sistemas sociales que le precedieron en orden cronológico; tiene en los hechos su base, de ellos saca sus conclusiones y á ellos responden sus principios. Quiere esto decir que es real, concreto, en una palabra, positivo.

El gran pecado de las clases conservadoras

“¿Y qué hacen las derechas españolas? ¿Cómo actúan en la República para cumplir su función social, no otra que la de dar al nuevo régimen un sentido de mesura y templanza, acomodando la transformación del país a las posibilidades nacionales?

Racionalización de la justicia

“Por haber coincidido con la interpelación de Alba en las Cortes no ha tenido acaso la debida resonancia el discurso leído por el ministro de Justicia en el acto de apertura de los Tribunales. Merece, sin embargo, destacarse, porque en él traza don Femando de los Ríos un verdadero programa de organización judicial bastante detallado y, en general, lleno de acierto. Quisiéramos que cada ministro expusiera de este modo concreto y preciso sus propósitos, en vez de perderse en una extraordinaria profusión de declaraciones en las que no se sabe bien lo que es pura divagación sin trascendencia o plan ministerial efectivo y deliberado.

Igualdad

«La distinción de clases que existe y la lucha que de ella se origina—dice Deville—no desaparecerán más que con la supresión de las desigualdades artificiales y mediante el reconocimiento de la igualdad social de todos ante los medios de desarrollo y de acción de las facultades musculares y cerebrales». En síntesis: la igualdad entre los hombres será una quimera no más, mientras subsista la propiedad privada de la tierra y de los instrumentos de trabajo, de la cual se deriva la desigualdad en el origen y en los medios.

El socialismo y la escuela

“Toda reforma emprendida por la ciase burguesa se diferencia esencialmente en esto de la reforma emprendida por el Partido socialista: la primera tiene en si misma su propio fin; la segunda no es sino un medio para un fin ulterior: la transformación completa de la organización social mediante la socialización primero de los medios de producción.

Las desmesuradas esperanzas

“Una de las cosas con que tiene que luchar la República es la desproporción entre las desaforadas esperanzas de mejora inmedida que en muchos produjo el advenimiento del nuevo régimen y lo poco que razonablemente puede obtenerse. Razonablemente quiere decir en este caso sin producir serios quebrantos a la economía nacional, que es de donde, en fin de cuentas, van de salir todos los aumentos. El presupuesto del Estado, muy recargado, lucha para conseguir un equilibrio necesario para sanear nuestra moneda y normalizar nuestra economía. Las Empresas privadas atraviesan todas ellas una crisis, más o menos acentuada, nada propicia para exigirles nuevos dispendios. Y si esto es así, es menester habituarse a la idea de que los tiempos que corren son tiempos de sacrificios para todas las clases. Lo que el ministro de Obras Públicas les ha dicho a los ferroviarios puedo aplicarse con leves variantes a las demás ramas de la producción nacional. Ello será muy doloroso; pero no se puede afrontar la realidad con ilusiones, sino tomándola tal cual es.

La reorganización de la Justicia

“El abaratamiento de la justicia ya ha sido previsto en la propia Constitución. Consiste en un refinamiento de toda la legislación hoy existente para que permita una justicia completamente gratuita en el orden social, y en el orden civil cuando se obtienen los beneficios de pobreza. Considero indispensable hacer desaparecer ese carácter de pobreza como calificación indispensable para obtener ese beneficio, y, además, creo que hay quo facilitar el modo de conseguirlo y hacer más eficaces sus resultados.

La transformación de España

“A mi juicio, la transformación que se está operando en España tiene el valor de un ensayo único en el mundo, porque es éste el primer ensayo que se hace en un país intentando aunar y simultanear el ejercicio de la libertad y la transformación de la estructura económica y social en un nuevo régimen.