Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Procuremos que se lea


  • Escrito por Generoso Plaza
  • Publicado en Déjà Vu

“Divulgar los ideales socialistas es una necesidad grandísima aquí en España, donde, excepción hecha del proletariado militante, de los verdaderos intelectuales ó de los hombres de gran mentalidad, casi todo el mundo ignora hasta los más pequeños rudimentos del credo socialista.

Apena ver cómo se combate el Socialismo hasta por aquellos que echan en cara á los socialistas su falta de cultura. ¡Cuántas veces oímos trinar contra los partidarios del reparto social! Porque es cosa muy corriente oir á gentes que no han leído siquiera nuestro programa atribuirnos aspiraciones que no tenemos, partir de proposiciones creadas por su mente para sacar conclusiones disparatadas.

Haciendo un esfuerzo mental conseguimos á veces, en discusiones entabladas con esta clase de gentes, ayunas de conocimientos socialistas, darles una idea de nuestro credo, de sus fundamentos científicos sacados del estudio de la realidad, de las causas que contribuyen á la transformación de la sociedad, siempre en sentido directo á la socialización; y entonces Abemos sorprenderse á aquellos que decían ser enemigos furibundos y declararnos que era diferente el concepto que del Socialismo tenían formado.

La causa de que esto ocurra procede de que en España se estudie poco, contribuyendo á ello la pereza mental de nuestro pueblo; fenómeno tanto más censurable, cuanto él se manifiesta entre la llamada clase media y hasta en quienes, por razón de su profesión, tienen el deber de estudiar. La clase trabajadora lee poco, pero con eso y todo lee más en proporción que las clases media y elevada.

Precisamente por esto necesitamos los socialistas escribir mucho acerca de doctrina, multiplicando las publicaciones de revistas y periódicos y haciendo que éstos sean muy leídos. Solamente así conseguiremos que se aminore el número de enemigos sistemáticos y que á nuestro lado vengan hombres que sienten como nosotros, pero que con nosotros no están por no haber tenido ocasión de leer lecturas socialistas.

Los más convencidos socialistas se han hecho con el libro, es decir, ellos mismos, no por la ajena dialéctica escuchada en el mitin ó en la conferencia. Y que esto suceda así, se explica, pues lo que se ve en letras de molde Se lee, relee y analiza.

Contribuyamos á propagar el folleto, el libro, la revista y el periódico y de esta manera realizaremos la más eficaz de las propagandas.”

(Vida Socialista, número 14, abril de 1910)